Las posibilidades de Sánchez para gobernar cambian casi a cada minuto. Como si de un efecto mariposa se tratara, el paso que da cada líder político se traduce en otros movimientos en el resto de partidos. Las dudas se resolverán este martes, cuando el Rey termine la ronda de consultas. Todo el mundo está a la espera de un giro de guión.

Publicidad

Podemos se replanteará su abstención si Sánchez pacta con Rivera. El líder de Cs solo desbloqueará la investidura si el PSOE cumple los tres requisitos impuestos de su propuesta. Y Casado parece decidido a decir que no. Con este escenario por delante, las posibilidades de Sánchez para gobernar cambian a cada minuto.

De momento, Pedro Sánchez ha llamado por teléfono a Iglesias, Casado y Rivera. El presidente del Gobierno quiere conocer de antemano qué le dirán al Rey en la ronda de consultas. Todos ellos tienen que pasar este martes por Zarzuela. De sus conversaciones con el monarca saldrá la decisión final. Felipe VI tendrá que ver qué posibilidades reales tiene Sánchez para sacar adelante la investidura. Y decidir si proponerle como candidato o disolver Cortes y llevar al país a otras elecciones.

El giro de guión impuesto por Ciudadanos ha sido recibido en el PSOE con cierto escepticismo. Y es que aseguran que las condiciones que establece ya las cumple de sobra. Algo con lo que el partido de Rivera no está de acuerdo.

Podemos

Sánchez ha llamado en primer lugar a Pablo Iglesias. Su socio preferente, que ya no lo es tanto, insiste en que solo dará su sí a un Gobierno de coalición. Y que se pensará la abstención si el PSOE llega a un acuerdo con Ciudadanos.

Los socialistas y la formación morada han enviado un comunicado conjunto en el que informan que Podemos mantendrá su abstención salvo que el PSOE acepte un Gobierno de coalición. Y en caso de que haya acuerdo con la formación de Rivera, los de Iglesias lo valorarán y después decidirán su voto.

PP

Más tajante ha sido Pablo Casado. El líder del PP ha asegurado que su conversación con Sánchez ha sido “cordial”. Pero de la que no dirán nada hasta después de entrevistarse con el Rey.

Desde el PSOE, en cambio, ya han adelantado que Casado ha trasladado su “rechazo a la investidura del candidato socialista”. Y, por tanto, rechazan apoyar “un Gobierno estable en España y evitar con ello una repetición electoral”.

Ciudadanos

Sin duda, la conversación con Rivera es la que podría dar un giro de guión al panorama político. De llegar a un acuerdo, Sánchez tendría más cerca la investidura.

Le serviría, sobre todo, llegar a un pacto de Gobierno. Aunque eso no parece que se vaya a dar.

Por parte del PSOE no han dudado en contestar a la propuesta de Rivera asegurando que ya cumplen los requisitos de la misma. Eso sí, Rivera ha contestado a la carta asegurando que “es una tomadura de pelo”.

El líder de Cs considera que el PSOE “miente” al decir que está cumpliendo las condiciones. Y critica, además, que Sánchez haya rechazado una reunión con él. Ciudadanos ha rebatido punto por punto lo que consideran el supuesto cumplimiento de los socialistas.

Sobre Navarra, apuntan que el PSOE “gobierna en coalición con los nacionalistas de Geroa Bai y el apoyo de Bildu”. Y exigen “una mesa de negociación con Navarra Suma”.

Respecto a Cataluña, Rivera señala le desafío de Torra que, según él, está llamando a “atacar al Estado” y a desobedecer la sentencia del Supremo si es condenatoria.

Por último, en cuanto a la política fiscal, Rivera señala que el programa económico de Sánchez “recoge una subida del gasto de 30.000 millones de euros y subidas de impuestos a las familias y a los autónomos”. Aunque Sánchez ha negado estas subidas.

Publicidad

Comentarios