Los nietos de Franco han llevado a cabo una estrategia a la desesperada para retrasar la exhumación de su abuelo. Han pedido al Supremo una aclaración de la sentencia.

Publicidad

La familia de Franco no da la guerra por perdida. Tras conocer la sentencia del Supremo sobre la exhumación del dictador, sus nietos han presentado este jueves en la Sala Tercera del tribunal una petición de aclaración de la sentencia. Una estrategia a la desesperada por retrasar el traslado de los restos de su abuelo.

Según publica ‘El Mundo’, los nietos de Franco han acudido al Supremo para que les especifique si el Gobierno puede proceder a la exhumación pese a que no haya consentimiento expreso del prior para llevarla a cabo. En concreto, quieren saber si en caso de que la Iglesia se oponga, la decisión puede ser sustituida por una orden judicial.

Al presentar esta petición, la sentencia del Supremo queda en suspenso, retrasando así la exhumación. No podrá realizarse hasta que la Justicia dé respuesta a la aclaración. Pese a ello, parece que la semana que viene tendrán una respuesta. Por lo tanto, se trata de una estrategia a la desesperada que no parece que vaya a funcionar.

Fechas prevista

Aunque Pedro Sánchez ha evitado dar la fecha prevista para la exhumación, el Consejo de Ministros baraja ya un día. Al parecer, podría ser en la madrugada del 6 al 7 de octubre. Un plan que tendrán que aplazar a no ser que el Supremo conteste a la petición de aclaración de los Franco antes.

El Gobierno habría elegido este día por cumplirse 85 años del momento en que Franco asumió la defensa de la Segunda República contra la Revolución del PSOE en Asturias.

Con la petición de la familia, esta fecha parece ya imposible. Por eso, ya barajan el 21 de octubre como nueva fecha. Un día que cumple con el requisito de que sea antes del inicio de la campaña electoral. Y también con que sea lunes, el día que el Valle de los Caídos permanece cerrado al público.

Publicidad

Comentarios