La Eurocámara ha arrancado ya el proceso de suplicatorio contra la inmunidad de Puigdemont y Comín. El organismo internacional ha enviado una carta a ambos eurodiputados informándoles del trámite.

Publicidad

El Parlamento Europeo ha iniciado ya los trámites para levantar la inmunidad a Carles Puigdemont y Toni Comín. En el pleno de este jueves, la vicepresidenta de la Eurocámara, Ewa Kopacz, lo anunciaba en una breve notificación. Supone ya el primer paso para el suplicatorio de ambos. Un proceso que, sin embargo, se alargará unos meses.

Fue el lunes pasado cuando el Parlamento Europeo recibió el suplicatorio del juez Llarena. Ahora, el caso se traslada a la comisión de Asuntos Legales, que lo tramitará. La próxima reunión de esta comisión será el 27 y 28 de enero. Entonces, ya se nombrará al ponente encargado del suplicatorio. No podrá ser español, eso sí, ni tampoco del mismo grupo parlamentario. En este momento, ni Puigdemont ni Comín están adscritos a ningún grupo. Aunque sí han solicitado su ingreso en los Verdes. Donde, sin embargo, están encontrando dificultades.

Después de tener un ponente, los dos eurodiputados podrán intervenir y aportar su testimonio. Así como los documentos que consideren oportunos. Un abogado podrá acompañarles, aunque no podrá intervenir. Tras terminar el debate de Asuntos Legales, la comisión llegará a una conclusión. Eso sí, después de un periodo indeterminado de tiempo.

El proceso puede durar dos meses, como apuntan fuentes socialistas, o algunos más, como señalan otros eurodiputados. Al final del mismo, la decisión se traslada al pleno, que votará la decisión definitiva.

Inmunidad

La estadística muestra que en una gran mayoría de los casos se levanta la inmunidad solicitada. Se permite así a las autoridades judiciales interrogar o juzgar al diputado requerido.

Esta semana, Puigdemont retaba a los socialistas españoles a votar en contra del suplicatorio. Para ser “coherentes” decía con la intención de Sánchez de desjudicializar la política. Sin embargo, la presidenta de los socialistas europeos, Iratxe García, advertía ya que es compatible ser dialogante y permitir que la Justicia actúe a su vez.

Fuentes parlamentarias han subrayado que está en juego permitir que un eurodiputado sea o no juzgado. Eso no lleva ni a prejuzgar su culpabilidad ni a perder la condición de parlamentario. Sin embargo, son conscientes de la carga política que tiene este caso en concreto.

Publicidad

Comentarios