La Fiscalía ha pedido ya prisión por terrorismo para los 7 detenidos de los CDR. Mientras dos de ellos han optado por declarar y contar con abogados de oficio, los otros cinco son representados por letrados de la organización independentista Alerta Solidária.

Publicidad

Cuatro días después de la detención de miembros de los CDR, la Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido prisión provisional para todos ellos por delitos de terrorismo. De los nueve arrestados el lunes, siete quedaron detenidos y han pasado ya este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón.

La Fiscalía, además, ya les ha informado de que se les atribuyen tres delitos: “rebelión, terrorismo y tenencia de explosivos”. Pasados estos días, eso sí, han excluido la imputación de rebelión.

De los 7 detenidos, cinco están siendo defendidos por abogados de la organización independentista Alerta Solidária. Los otros dos han optado por abogados de oficio. Y al contrario que sus compañeros, han querido responder a las preguntas que les formulaba la Guardia Civil. Ante los investigadores han reconocido que querían “hacer ruido”. Y que para ello habían comprado sustancias para fabricar explosivos.

Delito de terrorismo

La Fiscalía se acoge al artículo 573 del Código Penal para imputarles el delito de terrorismo. En él se recoge que “se considerará delito de terrorismo la comisión de cualquier delito grave” dentro de una lista que incluye la “tenencia, tráfico y depósito de armas, municiones o explosivos”.

También están teniendo en cuenta que los detenidos buscaran “subvertir el orden constitucional” o “alterar gravemente la paz pública”.

Además, se incluye la opción que permite calificar de actividad terrorista si se pretende “obligar a los poderes públicos a realizar un acto o de abstenerse de hacerlo”. Eso podría encajar con el deseo de los CDR detenidos de que se ejecutara la independencia aprobada tras el 1-O.

Publicidad

Comentarios