La Generalitat ha reconocido que la violencia ha ido en aumento esta semana en Cataluña. Pero, aseguran, los incidentes han bajado en número. Mientras tanto, ERC ha pedido ya a Torra elecciones “cuanto antes”.

Publicidad

“Anoche bajaron los hechos en número, pero aumentaron en violencia”. Así resumía el consejero de Interior catalán, Miquel Buch, los incidentes ocurridos en Cataluña esta semana. En rueda de prensa para hacer balance de los dispositivos, Buch ha condenado los hechos violentos.

Algo que no ha sucedido muy a menudo estos días. “Ni desde el Departamento de Interior, ni desde el Govern, ni desde los Mossos se tolera ni se tolerará grupos violentos”, ha dicho. “Afectan a la convivencia de los catalanes y agreden a las personas”, añadía.

Unos actos violentos cuya factura asciende ya a más de 1,5 millones de euros. Un coste que tendrá que asumir el Consorcio de Compensación de Seguros. Es decir, saldrá del bolsillo de todos los ciudadanos que tengan contratado un seguro.

Tras explicar los dispositivos desplegados, Buch ha insistido en que “no habrá convivencia con las personas violentas”.

También ha respondido a quienes piden su dimisión. Ha explicado que siente el apoyo del Gobierno catalán “para afrontar estos días las dificultades para que se cumpla el derecho fundamental a manifestarse y atajar los actos de violencia”.

ERC pide elecciones

Mientras tanto, el apoyo al Gobierno por parte de grupos políticos independentistas se desvanece. La propuesta unilateral de Torra para convocar un referéndum antes del final de la legislatura ha terminado por romper la confianza de ERC.

El partido de Junqueras ha recurrido a uno de sus dirigentes más reconocibles, Joan Tardá, para pedir elecciones autonómicas ya. “Convocar elecciones cuanto antes mejor para generar un Govern que represente mayorías más amplias y un Parlament con mayores consenso. Lo decíamos hace semanas y hoy es del todo urgente”, escribía en redes sociales.

Los republicanos llevan meses sugiriendo ya que la mejor respuesta a la sentencia es avanzar en las elecciones autonómicas catalanas. Pero JxCat se niega en rotundo.

Publicidad

Comentarios