La Junta lleva a Torra a la Fiscalía y ordena a los Mossos retirar los símbolos. También, los consejeros de Torra han mostrado su malestar por los lazos.

Publicidad

Torra ha cruzado la línea roja.

La decisión del presidente catalán, Quim Torra, de sustituir los lazos amarillos por otros de color blanco ha colmado la paciencia de la Junta, quien ha decidido llevar al presidente catalán a la Fiscalía. Y no solo eso, sino que también ha ordenado a los Mossos retirar cualquier símbolo independentista.

Tampoco ha sido bien recibida por buena parte de sus consejeros. Y es que algunos miembros del Gobierno catalán consideran que el presidente está haciendo un “exceso de gesticulación” sin sentido.

“Defenderé la libertad de expresión”

Así justificó el presidente catalán la decisión de sustituir la pancarta del Palau de la Generalitat. Sin embargo, no todos los consejeros optaron por colgarla. Al menos dos departamentos en manos de consejeros de Esquerra Republicana: Justicia y Agricultura, no lucían la nueva insignia.

Fiscalía

La pancarta que se colgó ayer en el balcón del Palau de la Generalitat distaba mucho de la prohibición hecha por la Junta Electoral. De ahí que a última hora de la tarde toda la fuerza sancionadora de la Administración electoral acabara cayendo sobre Quim Torra.

La Junta Electoral anunció que llevará al presidente catalán ante la Fiscalía por un supuesto delito de desobediencia. Además, ordenó al consejero de Interior, Miquel Buch, que los Mossos retiren todos los símbolos independentistas de los edificios públicos antes de las tres de esta tarde.

Un nuevo ultimátum

La Junta optó por esta decisión después de constatar que Torra incumplía su palabra al no retirar las proclamas secesionistas. Y todo, pese a la recomendación del Defensor del Pueblo catalán de retirar los símbolos.

Ahora es un momento crucial. Ya que si Torra no recapacita y retira los símbolos se enfrentará a un delito de desobediencia que conlleva como sanción la inhabilitación para ejercer cargo público entre seis meses y dos años. Además de una multa de entre 300 y 3.500 euros.

Mientras tanto, fuentes de los Mossos d´Esquadra confirmaron anoche que el cuerpo está preparado para ejecutar la orden de retirada de los lazos.

Publicidad

Comentarios