El Gobierno permitirá con la nueva prórroga del estado de alarma relajar las medidas de confinamiento por zonas. Así, se dará potestad al ministro Illa para aliviar las restricciones de movilidad o la apertura de comercios.

Publicidad

Este miércoles, el Congreso aprobará la tercera prórroga del estado de alarma, lo que llevará el confinamiento hasta el 9 de mayo (incluido). Sin embargo, esta vez será diferente y el Gobierno permitirá relajar las medidas por zonas. El Ejecutivo ha anunciado que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, podrá aliviar las restricciones de movilidad o la apertura de comercios dependiendo del territorio.

Por primera vez, Sanidad podrá dictar medidas diferentes según territorios. Y es que el coronavirus no está atacando por igual a las regiones españolas. Mientras Madrid o Cataluña tienen una incidencia mayor, territorios como Murcia o Canarias registran muchos menos casos en proporción a su población. Y llevan días con la situación controlada.

Será a partir del próximo 26 de abril cuando Sanidad podrá, «en atención a la evolución de la emergencia sanitaria, dictar órdenes e instrucciones» sobre las limitaciones. Concretamente, sobre los desplazamientos de personas, que podrán variar según la zona. Illa también podrá «adaptar territorialmente» las restricciones en cuanto a comercios, locales y espacios culturales y de ocio que deben permanecer cerrados ahora.

«Se habilita al Ministro de Sanidad para modificar, ampliar o restringir las medidas, lugares, establecimientos y actividades enumeradas en los apartados 1 a 5 del artículo 10 Del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por razones justificadas de salud pública, con el alcance y ámbito territorial que específicamente se determine», determina la solicitud de la prórroga.

El propio Sánchez abría la posibilidad de ir relajando medidas según territorios o incluso por ciudades. Se refería al mes de mayo. Y así será finalmente con esta prórroga. Adelantando solo unos días esa idea.

La nueva prórroga incluirá también la salida de los menores de 14 años durante un rato al día. Aunque los detalles tienen aún que comunicarse, pues en un primer momento únicamente les dejaban acompañar a un adulto en condiciones de estado de alarma.

Menos contagios

El objetivo de esta nueva prórroga es hacer que los contagios sigan cayendo. Así como también las cifras de pacientes ingresados y de fallecidos.

«El objetivo es que el número de casos que surgen de cada caso primario se mantenga por debajo de 1 durante el tiempo suficiente para asegurar que el sistema sanitario tiene capacidad para identificar todos los nuevos casos sospechosos», dicen desde el Gobierno. Esto permite diagnosticar los nuevos casos, aislarlos y que los contactos puedan ser identificados.

Además, si se mantiene la tendencia a la baja, la Sanidad puede recuperar progresivamente sus niveles previos a la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, advierten que la recuperación debe ser ordenada. Y hay que tener en cuenta el riesgo de transmisión del coronavirus en sanitarios y personas asintomáticas. Los más ‘peligrosos’ por ser difíciles de identificar.

Por tanto, los servicios sanitarios deberán estar preparados para responder a nuevas olas de contagios. Sin llegar a sufrir en ningún momento la presión de semanas anteriores.

Además, el Gobierno ya piensa en una segunda fase de desconfinamiento. Será a partir de mediados de mayo y en todos los territorios.

Publicidad

Comentarios