Los CDR preparan una oleada de violencia entre el 11 y el 15 de octubre en Cataluña, ante la inminente sentencia del Supremo por el juicio al ‘procés’. La Guardia Civil investiga ya si hay nuevas células como la de los siete detenidos la semana pasada.

Publicidad

La Guardia Civil busca ya células de los CDR similares a la que formaban los siete detenidos el pasado lunes. Se trata de evitar que puedan actuar en un periodo que consideran crítico, entre el 11 y el 15 de octubre. Es en esos días que se espera una oleada de violencia en Cataluña por parte de estos grupos.

El 11 de octubre hay convocada una huelga general por varios sindicatos del entorno independentista. Y unos días más tarde se espera la sentencia del Supremo sobre el 1-O. Y es que el tribunal ha asegurado que la tendrá lista en la primera quincena de octubre.

Días calientes en los que se espera una oleada de violencia que la Guardia Civil quiere evitar, según publica este miércoles el diario ‘La Razón’.

Los investigadores sospechan que puedan existir otros grupos como el de los detenidos. Células que han decidido que el independentismo catalán tenga también carácter violento.

Caldeando el ambiente

De momento, los CDR están caldeando el ambiente. Este martes, en el aniversario del 1-O, hicieron público un comunicado en el que acusaban al Estado de actuar “como una bestia malherida dispuesta a atacar ferozmente”. Sin embargo, puntualizaban que serían ellos quienes “hagan temblar al enemigo”.

Una clara amenaza que la Guardia Civil se está tomando muy en serio. Y es que hay sospechas fundadas de una oleada violenta en Cataluña al respecto.

Sobre el número de células que puedan existir, los expertos consideran que las detenciones pueden haber servido de aviso. Y, por tanto, podrían estar en un periodo de inactividad hasta comprobar que las investigaciones en marcha pueden romper su clandestinidad.

Sin embargo, la huelga del día 11 y la sentencia del Supremo, sobre todo, pueden empujarles a actuar.

Publicidad

Comentarios