La OMS y la UE aconsejaron ya a primeros de febrero a España hacer acopio de material sanitario ante la pandemia que estaba por llegar. Entonces, desde Sanidad aseguraron que «tenemos suficiente». Algo que ahora no parece.

Publicidad

El pasado 3 de febrero, España recibía un informe de la OMS y la UE en el que se aconsejaba hacer acopio de material sanitario ante la pandemia de coronavirus que estaba por llegar. La respuesta de Sanidad fue clara: «Tenemos suficiente». Algo que a todas luces, en la actualidad, no es así. Faltan equipos de protección así como respiradores, sobre todo.

La Moncloa tomó nota de las recomendaciones, llegando a incluirlas en uno de sus informes sobre la pandemia. Sin embargo, no vieron necesario comprar más material de manera preventiva.

Sanidad no vio pertinente aprovechar los consejos de la OMS y comprar un remanente de mascarillas, guantes, gafas protectoras, respiradores, batas quirúrgicas o camas, entre otros materiales. Serviría, avisaba la OMS, para hacer frente a los contagios masivos. Algo que se daba semanas después, en marzo.

El Gobierno también decidió hacer caso omiso a la conclusión de la UE. El pasado 13 de febrero aconsejó que se vigilara el riesgo de desabastecimiento de medicamentos y de equipos importados desde China.

Ese mismo día, Salvador Illa se desmarcaba de quienes querían hacer acopio «por si acaso». «España tiene suficiente suministro de equipos personales de emergencia en este momento», dijo el ministro.

Hasta después del decreto del estado de alarma, el 14 de marzo, Sanidad no se lanzó a comprar mascarillas y guantes a gran escala.

Consecuencias

Una de las peores consecuencias de la falta de material es el contagio masivo en profesionales sanitarios. Se contabilizan ya más de 13.000 sanitarios con coronavirus.

El porcentaje más alto del mundo. España es el país en el que más de ellos han sido contagiados. Y gran parte de la culpa es la falta de protección.

Publicidad

Comentarios