La patronal de hostelería española calcula que las terrazas de los bares podrían abrir de nuevo entre el 10 y el 25 de mayor, dependiendo de cada comunidad autónoma.

Publicidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentará este martes el plan de desescalada para España. Pero muchos sectores han comenzado a proponer ideas y a calcular fechas de reapertura. Entre ellos, el de la hostelería, uno de los más afectados por la crisis del Covid-19. La patronal estima ya que se puedan abrir de nuevo las terrazas de los bares entre el 10 y el 25 de mayo.

La patronal ha mantenido ya conversaciones con las autoridades para diseñar un plan de reapertura. Las fechas, eso sí, dependerán de cada comunidad autónoma, en función del grado de afectación y riesgo de cada región.

La hostelería calcula con todo ello que se puedan reabrir las terrazas entre el 10 y el 25 de mayo. Será con limitaciones de aforo, lo que obligará a reducir al menos un tercio de su capacidad habitual.

También aseguran que el 5 de mayo se podría recuperar el servicio de recogida de comida en los locales. Lo que ayudaría a ir saliendo de la crisis.

El sector considera que las terrazas constituyen una de las palancas a las que pueden ligar ahora su actividad. Son lugares donde resulta más difícil el contagio al estar completamente ventiladas. Y resulta más sencillo, recuerdan, respetar el distanciamiento social.

Tercera fase

En una tercera fase, a partir del 25 de mayo, los establecimientos de más de 70 metros cuadrados que tengan servicio de aforo podrían también reabrir. Lo harían reduciendo su aforo cerca de un 33%. Y se usarían «medidas de separación».

El documento elaborado por la patronal de hostelería establece que Canarias, Andalucía y Comunidad Valenciana serían las regiones que primero deberían recuperar la actividad de bares y restaurantes. En una segunda oleada se sumarían Baleares, Murcia, Galicia, Asturias y Aragón. Y en una última fase Madrid, Navarra, Castilla La Mancha y Castilla y León, ya que hay mayor riesgo en ellas. Se prioriza, dicen, la seguridad sanitaria por encima del riesgo económico.

Además, el sector ha anunciado que crearán un distintivo de «hostelería segura» que aporte confianza a trabajadores y clientes. Entre su protocolo se podrían incluir la toma de temperatura a la entrada, el reajuste de aforo, la instalación de dispensadores de hidrogel y extremar la limpieza y desinfección.

Publicidad

Comentarios