Fernando Simón ha lanzado este viernes una petición casi desesperada a la población tras aumentar el número de contagios en las últimas 24 horas. «Entender lo que nos jugamos por el mal comportamiento de algunos», ha dicho.

Publicidad

Como cada día, Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha valorado en rueda de prensa los datos de evolución del coronavirus. Tras notar un aumento de los contagios, -de nuevo por encima de mil-, y de los fallecimientos, ha hecho una petición casi desesperada a la población para cumplir las normas de distanciamiento social.

Preguntado por la «picaresca» de algunos para «burlar las normas hasta el punto de multiplicarse los comportamientos irresponsables», Simón ha querido mostrarse algo más duro y contundente de lo normal.

Comprensivo, ha asegurado que «se puede entender algún comportamiento no adecuado durante los primeros momentos en los que las restricciones se alivian». Pero ha recordado que es «perfectamente compatible» salir a la calle y «mantener las medidas de seguridad necesarias». 

Era entonces cuando lanzaba su petición, que sonaba casi desesperada al ver que muchos comienzan a saltarse las normas. «Pediría, por favor, a toda la población, a todos los grupos sociales, de todas las edades, a cualquier persona de este país (…) que entiendan lo que nos jugamos todos por el mal comportamiento de algunos«, ha dicho.

Ha reconocido que muchas veces es difícil precisamente por el carácter de «país muy afable» de España. Y ha admitido también que tenemos «una vida social más intensa que otros países». Por lo que «a veces nos cuesta cumplir algunas normas que precisamente nos piden distanciamiento social». Pero ha insistido en que es la única forma de frenar al Covid-19. 

Si no se hace, ha advertido, «ese tiempo [de distanciamiento social] se extenderá más de lo que deseamos».

Los incumplimientos

Desde que arrancara el lunes 4 de mayo la fase 0 de la desescalada, muchas son las multas que se han impuesto. Y es que los incumplimientos parecen haberse multiplicado. Muchos se han relajado a la hora de respetar y cumplir las normas para evitar contagios.

Entre los incumplimientos más habituales se encuentran los de hacer deporte en compañía. Los grupos de ciclistas o amigos que quedan para correr son habituales desde que el pasado sábado se permitiera realizar deporte al aire libre.

También hay quien se salta los horarios por edad y hasta quienes se reúnen para hacer botellón. Hasta 30 de ellos fueron desmantelados durante el fin de semana en Madrid. Algo que conlleva una doble sanción. La primera, por saltarse el confinamiento. Y la segunda por beber en la calle.

Las calles también han visto cómo las familias salen a pasear en conjunto, cuando la norma dicta que solo un adulto puede acompañar a sus hijos. O cómo se registran corrillos de personas que quedan ‘para conversar’. Algo también prohibido.

Las autoridades insisten estos días en que cada incumplimiento puede suponer un paso atrás.

Publicidad

Comentarios