La policía estima ahora que la fortuna de los Pujol asciende a 290 millones de euros. Tras salir a la luz nuevas cuentas bancarias, el juez de la Mata ha pedido nuevas pesquisas a nivel internacional.

Publicidad

Desde que se iniciara la investigación sobre la fortuna de los Pujol-Ferrusola en el año 2010, es la primera vez que el juez recibe un informe de la policía con la cifra que se estima que tiene la familia: 290 millones de euros. La UDEF ha elaborado este informe, que ya ha pasado al magistrado encargado del caso.

En el último mes, la UDEF ha remitido varios atestados al juez de la Mata. En un auto, señala que la familia Pujol ha aprovechado “su posición privilegiada de ascendencia en la vida política/social/económica catalana para acumular a lo largo de los años un patrimonio desmedido por sus miembros”. Y esta fortuna está “directamente” relacionada con “conductas corruptas”.

En los informes policiales se mencionan operaciones en las que aparecían empresas implicadas en otros sumarios. Entre ellos, el caso de Palau o el del 3%. Ambos, además, vinculados a la financiación irregular de CDC. De hecho, la policía señala que Jordi Pujol Jr. actuó como miembro clave de la sustentación económica de este partido. Y también que la familia internacionalizó sus cuentas bancarias en el año 2003. Justo un momento en que Jordi Pujol dejó de ser presidente de la Generalitat.

En el auto del juez de la Mata se asegura que las “facturaciones millonarias (…) asociadas a los Pujol no tienen justificación alguna”. Y no se sustentan “en ningún caso” a la “prestación real de servicio alguno asociado al concepto que se trasladó a las facturas”.

En uno de los informes de la UDEF, se asegura que la familia Pujol actuaba como “un grupo criminal”. Cuentan como inicio la apertura de una cuenta en Andorra en 1990. En total, se estima que la familia habría amasado una fortuna de 290 millones de euros. Aunque admite que puede tener errores de la inflación y el cambio de divisas.

Jordi Pujol Jr.

La gestión de esta fortuna familiar recayó en el primogénito, Jordi Pujol Ferrusola. Éste, además, actuó como tesorero de CDC. El informe asegura que “derivó” parte de la recaudación de las comisiones hacia el patrimonio familiar.

“Jordi Pujol Ferrusola ha jugado un papel relevante en la transformación de CDC como un sitio cerrado, opaco, y en la creación de un organigrama con entidades satélites, que ha favorecido la corrupción”, dice el informe.

El inspector de la UDEF que ha elaborado el informe asegura que hay “muchos testimonios” de personas que no se atrevían a denunciar el pago de sobornos. Porque eso supondría estar “muertos civilmente”. “La utilización de la administración para dificultar la vida de quienes se opusieran a su modus vivendi ha sido la práctica diaria”, asegura.

Según medios de las investigaciones, a falta de algunos datos del exterior, la causa contra la familia está casi concluida.

Publicidad

Comentarios