La condena a prisión permanente revisable de Ana Julia Quezada ha llevado a muchos a preguntarse en qué consiste y cómo es este tipo de condena. Establecida hace tan solo unos años, aún suscita dudas por los años, delitos o los plazos para revisarla.

Publicidad

El Código Penal establece que la prisión permanente revisable es una pena de cárcel por tiempo indefinido. Partiendo de esa base, se añaden las revisiones, que pueden servir para que el condenado recupere su libertad. Se hace balance de su comportamiento, su grado de reinserción y de arrepentimiento.

Instaurada en 2015 por el Gobierno de Rajoy, la prisión permanente revisable amplía las penas de cárcel estipuladas hasta entonces. Hasta su entrada en vigor, el Código Penal establecía el cumplimiento sucesivo de penas en caso de acumulación de varias. Pero el tope máximo se establecía en 25, 30 ó 40 años, según la gravedad del delito.

7 casos

La prisión permanente revisable, como a la que ha sido condenada Ana Julia Quezada,  se aplica en los siguientes 7 casos.

  1. Cuando la víctima sea menor de 16 años o se trate de una persona especialmente vulnerable.
  2. Cuando sea subsiguiente a un delito contra la libertad sexual.
  3. Si se cometen asesinatos múltiples.
  4.  En los cometidos por una organización criminal.
  5. En delitos contra la Corona. Es decir, matar al rey o cualquiera de sus ascendentes, descendentes y consorte.
  6. En delitos contra el derecho de gentes. Ahí entran matar o violar la inmunidad personal de un jefe de Estado extranjero. Y también de cualquier persona internacionalmente protegida por un Tratado.
  7. Y, por último, en delitos de genocidio y de lesa humanidad.

Plazos

Los años que cada condenado tiene que esperar para que le revisen la condena dependen de un caso a otro. Están sujetos a la cantidad de delitos cometidos y de su naturaleza.

Se tiene que cumplir así una condena mínima para que un tribunal pueda valorar de nuevo las circunstancias del preso. En caso de decidir que no está preparado, se fija un nuevo plazo para volver a revisar su situación. Si por el contrario el tribunal valora que cumple los requisitos para salir en libertad, se establece un plazo de libertad condicional.

Durante este periodo se imponen condiciones y medidas de control destinadas a garantizar la seguridad de la sociedad pero también de asistir al condenado en la fase final de la reinserción social.

La ley de prisión permanente revisable lleva tiempo queriendo ser derogada. En 2016, el grupo parlamentario vasco obtuvo el apoyo de la izquierda para aprobar una proposición de ley.

Sin embargo, aunque fue admitida a trámite, está atascada en la fase de enmiendas en la Comisión de Justicia. Tanto PP como Cs, cada semana, prorrogan el debate. De ahí que nunca se haya abordado. Y por eso sigue en vigor a día de hoy.

Una condena que ha sido aplicada ahora a Ana Julia Quezada. La dominicana, asesina de Gabriel Cruz, es la primera mujer en España en recibir una sentencia así. En su caso, el hecho que el pequeño fuera menor de edad y el agravante de parentesco entendido por el tribunal han llevado a la Justicia a actuar con la prisión permanente revisable.

Publicidad

Comentarios