La suerte está echada. Los partidos cierran este viernes la campaña electoral confiando en desbloquear el país este domingo. El 10-N se la juegan y el alto porcentaje de indecisos será, sin duda, determinante para los resultados.

Publicidad

Madrid y Barcelona son las ciudades en las que los partidos darán el cierre a la campaña electoral del 10-N. Mientras Sánchez y Rivera estarán en la Ciudad Condal, Casado, Iglesias y Abascal lo harán en la capital. Las cinco principales formaciones llegan con la esperanza de que los resultados permitan el desbloqueo del país. Y serán los indecisos, con toda probabilidad, quienes decanten la balanza para un lado o para otro. La suerte está echada.

El candidato del PSOE cierra campaña en Barcelona, aunque hará doblete. A las 18:00 horas estará en Alcalá de Henares (Madrid) y a las 20:30 estará en Fira de Barcelona. El PSOE ha contratado un avión para que pueda ir de una ciudad a otra.

En la Ciudad Condal también estará Rivera. Cierra la campaña en el Palacio de Congresos a las 20:00 horas. Junto a él, su inseparable número dos, Inés Arrimadas, y cabeza de lista por Barcelona.

Por su parte, Pablo Casado ha elegido la plaza de Las Ventas para su mitin de cierre. Con un aforo de más de 2.000 personas. Estará acompañado por la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y por el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida.

Iglesias ha elegido también Madrid para cerrar. En su caso, lo hará en Ifema rodeado por Irene Montero, Alberto Garzón y Ada Colau. El pabellón tiene capacidad para 6.000 personas y contarán con actuaciones como las de Kiko Veneno o el grupo O’Funkillo.

Por último, Vox ha elegido un escenario que se ha convertido en su talismán y en todo un símbolo para el partido: la plaza de Colón.

Los indecisos

El alto porcentaje de indecisos será el que decida el resultado de unas elecciones que esperan desbloquear al país.

Tras algo más de seis meses de bloqueo y Gobierno en funciones, los partidos tienen otra oportunidad para ponerse de acuerdo.

Así, Sánchez ha destacado que no se votan solo ideas, sino también el propio desbloqueo. Y Casado aseguraba que si saca un escaño más que el PSOE, se presentará a la investidura. También ha dicho contundente que no piensa facilitar un gobierno socialista.

Lo que está claro es que la suerte está echada y los partidos ya poco pueden hacer por ganar votantes. El cierre de campaña se convertirá en un momento más en el que lograr el favor de los indecisos.

Según las encuestas publicadas todos estos días, el PSOE se moverá entorno a los 117 diputados. El PP, por su parte, estará en los 92. Vox será la tercera fuerza del Congreso, con hasta 46 escaños. Y Podemos pierde menos de lo esperado y se queda en los 35.

El batacazo de Ciudadanos se hace patente con 18 diputados. Bajando desde los 57 actuales. Y Más País entraría con 5 diputados que, de no superar el porcentaje mínimo de voto, irían directos al Grupo Mixto. El resto de formaciones (independentistas y nacionalistas), alcanzarían los 37 diputados en total.

Publicidad

Comentarios