El Gobierno estudia ya aplicar 3 medidas económicas que ayuden a paliar la crisis del coronavirus: agilizar los ERTE, suspender las cotizaciones y dar paro sin la cotización mínima. Con ello espera frenar los efectos y daños de la situación sanitaria.

Publicidad

El Consejo de Ministros de este martes se prevé cargado de noticias. Entre ellas, el Gobierno estudia aprobar 3 medidas económicas inminentes para paliar los efectos del coronavirus. La primera, agilizar los ERTE. Le seguirá dar el paro sin la cotización mínima a aquellos que pierdan su empleo. Y la tercera suspender las cotizaciones.

También está barajando establecer una línea de avales para ayudar a las empresas contra el impacto en sus negocios del coronavirus. Además de agilizar la concesión de prestaciones por cese de actividad en los autónomos.

Tras decretar el estado de alarma, Sánchez ya avisó de que este martes se aprobarían nuevas medidas. En el ámbito laboral y económico. El objetivo es mitigar el impacto de esta crisis provocada por el coronavirus.

Las medidas que se aprobarán este martes coinciden en gran medida con las que acordaron proponer al Ejecutivo los sindicatos, empresarios y organizaciones de autónomos.

Agilizar los ERTE

Los sindicatos y las organizaciones empresariales han reclamado una nueva regulación de los ERTE, incidiendo en la causalidad únicamente vinculada al coronavirus. Se pide que se simplifiquen los procedimientos y se acorten los plazos de resolución.

Los sindicatos y agentes sociales ven imprescindible que se estudie el acceso a la protección por desempleo. Y que los periodos consumidos no cuenten en futuras prestaciones de desempleo. Así como que se suspenda el pago de cotizaciones sociales por parte de las empresas.

Si el ERTE es por causas económicas, técnicas, organizativas y de producción, apuntan adaptar la definición a la situación provocada por el coronavirus.

Piden que en esa redefinición se pueden contemplar situaciones como la caída repentina de la facturación. O también de la demanda de actividad. Así como la ruptura de la cadena de suministros. Pero la documentación tendrá que acreditar que se debe al coronavirus.

Han propuesto que el plazo de los ERTE no suponga más de cinco días. Y el periodo de consultas con los trabajadores tendría que tener un máximo de 7 días. El mismo plazo para el informe de Trabajo.

Autónomos

Para los autónomos también hay una serie de propuestas de las propias organizaciones. Medidas que el Gobierno estudia y podría aplicar ya. Reclaman el reconocimiento y la concesión de la prestación por cese de actividad a aquellos que tengan que cerrar sus negocios. O a los que deban quedarse en casa para cuidar de hijos o dependientes.

También quieren bonificiaciones del 100% de las cuotas para quienes dejen su actividad y de la cuota de Seguridad Social a los autónomos infectados por coronavirus o en cuarentena.

Además, han pedido que aquellos que tienen trabajadores a su cargo y tengan que realizar un ERTE, se bonifiquen al 100% de las cuotas de los seguros sociales de los trabajadores afectados por la medida.

Y por último se estudia la necesidad de dotar de liquidez a todos los sectores de autónomos y establecer mecanismos de flexibilidad para el pago de obligaciones vinculadas a la actividad durante el tiempo de inactividad y falta de ingresos. Obligaciones como hipotecas, alquileres o suministros.

Publicidad

Comentarios