Hasta 6 causas judiciales rodean a la reunión entre José Luis Ábalos y Delcy Rodríguez en Barajas. El Supremo y la Justicia ordinaria ha recibido ya varias querellas al respecto.

Publicidad

En este momento, hay ya 6 causas judiciales abiertas por la reunión entre José Luis Ábalos y Delcy Rodríguez en el aeropuerto de Barajas. Un encuentro que se produjo el pasado 20 de enero entre el ministerio y la dirigente venezolana, que tiene prohibido pisar suelo europeo.

En un primer momento, tanto Ábalos como el Gobierno y el PSOE intentaron restar importancia al encuentro. Sin embargo, va camino de convertirse en una pesadilla jurídica. Y es que ya son varias las denuncias y querellas presentadas.

Los primeros en acudir a los juzgados fueron los laócratas. Una formación política sin representación en ninguna institución. Creada por el exsocialista Sergio Cebolla, quien quiso enfrentarse sin éxito a Sánchez en las primarias. Terminó abandonando el partido para montar su propia organización.

A los laócratas se sumaron después PP y Ciudadanos. Ambos denunciaron la reunión ante la Fiscalía del Estado, que la remitió a la de Madrid. Ésta última abrió diligencias de investigación.

La querella de los laócratas fue presentada en la plaza Castilla. Pero ningún juez tomó como medida urgente guardar las grabaciones de las cámaras de videovigilancia. Algo que sí se hizo ante la denuncia del PP en el juzgado de guardia. El juez entendió que podría haber un delito de prevaricación, por lo que ordenó a AENA guardar las imágenes.

Supremo

A la vez, el Tribunal Supremo tiene otras tres querellas encima de la mesa. Todas ellas contra Ábalos y presentadas por el Partido Laócrata, el PP y Vox. La Fiscalía tendrá que informar sobre la admisión a trámite de las mismas.

El Supremo podría, sin embargo, redirigir las querellas al juzgado de Madrid donde ya están abiertas las diligencias. Pero si se demuestra que hay indicios de que Ábalos tuvo algún tipo de participación, el Supremo entraría en acción puesto que el ministro es aforado.

A su vez, la empresa encargada de la seguridad privada en el aeropuerto ha abierto expediente a uno de sus trabajadores. Porque éste habría permitido la entrada en la sala vip a alguien que grabó el encuentro entre Ábalos y Rodríguez. El vigilante ya ha emprendido acciones legales contra varios entes. Presenció los hechos y podría ser pieza clave en la investigación.

Los jueces tendrán, gracias a las 6 causas judiciales, que investigar los hechos. Deberán averiguar qué funcionarios y autoridades permitieron que Delcy Rodríguez pisara suelo español. Y pudiera coger otro vuelo en dirección a Doha sin pasar ningún control.

La investigación irá de abajo a arriba para dar con quien pudiera haber dado la orden. Saltándose así la prohibición de la UE. Las diligencias arrancarán identificando a los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil que formaron parte del operativo para custodiar a Rodríguez desde la pista de aterrizaje hasta la sala vip del aeropuerto. Y de ahí hasta un segundo avión.

También tendrán que tomar declaración a aquellos trabajadores de la seguridad privada y empleados o altos cargos de AENA que tuvieran conocimiento del encuentro.

Publicidad

Comentarios