Las CCAA han ha rechazado reabrir las aulas para niños de 0 a 6 años antes de septiembre. Por ello, la ministra Celaá dejará libertad para aplicar la medida de la fase 2. La normativa estatal no será obligatoria.

Publicidad

La gran mayoría de representantes de las CCAA ha dejado claro a Isabel Celaá que rechazan la idea de reabrir las aulas de los niños entre 0 y 6 años. Algo que estaba previsto para la fase 2 de la desescalada, es decir, alrededor del 25 de mayo según la provincia.

La ministra de Educación les ha dado libertad para aplicar o no la medida de regreso a las aulas. La normativa estatal, les ha recordado, «no obliga». Por lo que cada autonomía podrá elaborar su propio plan para organizar la vuelta de los alumnos al colegio. La mayoría de ellas esperará, seguramente, a septiembre.

De manera telemática, Celaá ha mantenido una reunión de cuatro horas con las CCAA. Se trata de la Conferencia Sectorial de Educación, que se celebra durante el confinamiento. El principal punto del día versaba este jueves sobre el plan de desescalada para los alumnos. Pero no se ha llegado a conclusiones claras. Salvo que Celaá renuncia a liderar el desconfinamiento educativo.

En esta reunión, las CCAA han dejado claro que rechazan seguir el plan del Gobierno. Se muestran contrarios a que los alumnos de 0 a 6 años vuelvan a las aulas. Se estipulaba que los pequeños pudieran regresar a partir de la fase 2 si sus padres tenían que trabajar de manera presencial.

Sin embargo, las CCAA prefieren esperar a septiembre. Siguen así, además, la postura de la Asociación Española de Pediatría y los sindicatos de profesores y estudiantes. No se puede garantizar las condiciones sanitarias para niños de tan corta edad.

Los planes de las CCAA

De momento, Aragón, Baleares, Castilla La Mancha, Andalucía, Murcia, Castilla y León y el País Vasco han anunciado ya sus propios planes de vuelta a las aulas.

La mayoría de autonomías no abrirá los colegios para niños de 0 a 6 años. Sí lo harán para que acudan de forma voluntaria los alumnos de 4º de la ESO, 2º de Bachillerato y ciclos de FP. Se realizará en pequeños grupos o tutorías.

Desde Extremadura se ha pedido que se llegue a un acuerdo para organizar un regreso a las aulas de forma conjunta. Pero la ministra Celaá ha insistido en que tendrán libertad. Algo que ha pillado por sorpresa a los consejeros de Educación, que hasta ahora creían que la normativa estatal sería obligatoria.

Las CCAA también han criticado la idea de abrir en septiembre con solo 15 alumnos por aula. Sin embargo, Celaá ha evitado entrar en el tema. Simplemente se ha comprometido a crear un grupo de trabajo para abordar el desarrollo del próximo curso. Si la crisis sanitaria obliga a seguir manteniendo la distancia social, será necesario adoptar medidas para optimizar los espacios de los centros educativos. Y también a combinar la educación presencial con la online o adecuar los horarios.

Además, han exigido a la ministra que aclare cuanto antes las medidas de seguridad, higiene y distanciamiento para la vuelta a las clases presenciales. Los profesores ya se muestran preocupados porque no tienen garantizadas las mascarillas, los test ni los geles desinfectantes. El BOE establece que serán los directores de los centros los que se encarguen de proporcionar esos materiales de protección.

Por su parte, Celaá se ha comprometido a remitir un protocolo para Selectividad. Y también para la vuelta antes de este viernes. Pero ha insistido en que el Gobierno no marcará la actuación de las CCAA.

Publicidad

Comentarios