Madrid quiere iniciar la fase 1 el próximo lunes 18 de mayo y, para ello, ha elaborado un plan con el que convencer a Sanidad. Entre las claves, los ‘rastreadores’, más personal o vigilancia de los casos.

Publicidad

Después del rechazo inicial del pasado viernes, Madrid quiere volver a intentar pasar a la fase 1. Y lo quiere cuanto antes, el próximo 18 de mayo. Por eso, esta semana presentará de nuevo un informe y tiene un plan elaborado para convencer a Sanidad. Las claves del mismo van desde los ‘rastreadores’ a contratar más personal o tener más vigilancia de los casos sospechosos.

Es precisamente el control y la detección de casos de Covid-19 lo más importante del plan para acceder a la fase 1 de desescalada. Y ahí entra el protagonismo de los llamados ‘rastreadores‘. Liderados por epidemiólogos, tomarán muestras en domicilios, reportarán las pruebas PCR en menos de 24 horas y pondrán en marcha un servicio de llamadas en el ámbito de la Atención Primaria.

Después de que Sanidad pidiera más detalles sobre este plan, la Comunidad presentará su hoja de ruta este miércoles, con informes técnicos. Aunque ya anunció este pasado lunes que haría todo lo posible por pasar a la fase 1.

El protocolo de vigilancia será, sin duda, el pilar básico para conseguirlo. La capacidad de Madrid llegará a las 15.000 pruebas PCR y se reforzará Atención Primaria con 685 efectivos, entre personal sanitario y no sanitario.

Residentes y ‘rastreadores’

Está previsto que durante el tiempo que se precise, el 50% de los residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública de 2º y 3º año se incorporen al trabajo. Actualmente, cursan la especialidad en distintos hospitales. También se quedarán los 16 residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública que terminan su residencia el 28 de mayo.

Además, se pondrá en marcha una encuesta a los contactos estrechos de casos sospechosos o confirmados de coronavirus. Para ello, se contratará a 66 efectivos de enfermería. Y se incorporarán 40 operadores para las llamadas diarias de control.

A su vez, la consejería de Sanidad dará más importancia a los ‘rastreadores’. Éstos se encargarán de identificar, valorar la exposición y asociar casos de Covid-19. También determinarán si es necesario el aislamiento.

Los que estén en aislamiento recibirán llamadas de control diario para comprobar la ausencia de síntomas. Y para corroborar que cumplen la cuarentena. En caso de comenzar a tener síntomas, serán derivados a los centros de salud para someterse a la prueba PCR. Se investigará también a su círculo.

El objetivo es detectar las cadenas de transmisión e intervenir para «cortarlas». Remitirán los datos diarios al Ministerio de Sanidad.

El plan de Madrid pasa por tener un sólido sistema de información específica de casos Covid-19. Para ello, los formularios de hospitales ya están preparados para activarse desde este lunes pasado. Tendrá que ser también utilizados en centros privados de salud.

Publicidad

Comentarios