La gota fría, la peor en 140 años, ha dejado graves consecuencias en agricultura, infraestructuras y viviendas. Hasta 300.000 hectáreas de huerta y cítricos han quedado destruidas.

Publicidad

Alicante y Murcia son las dos provincias donde se han concentrado los peores daños del temporal que ha asolado España en los últimos días. La gota fría ha ocasionado graves consecuencias en todos los ámbitos. Y es que ha sido la peor que se ha vivido en los últimos 140 años.

El temporal remitía este pasado domingo, pero el río Segura seguía desbordándose en algunos puntos. Todavía miles de vecinos siguen desalojados de sus casas. Muchos de ellos, además, están sin agua potable ni luz. Y las primeras estimaciones de dos asociaciones agrarias hacen temer ya la pérdida de la considerada huerta de Europa. Unas 300.000 hectáreas de cultivo que han quedado anegadas. El presidente valenciano, Ximo Puig, ha insistido ya en pedir un plan especial para la zona.

La localidad de Orihuela, en Alicante, vuelve poco a poco a la normalidad. Este domingo ha podido reabrir sus vías de comunicación. Aunque las labores de evacuación por temor a un nuevo desbordamiento del río continúan.

Aún es pronto para cuantificar los daños de la gota fría. Pero sí se sabe que es la más catastrófica desde 1879, cuando una riada causó más de mil muertos en Murcia y Orihuela.

Pero las primeras estimaciones de pérdidas son desoladoras. La Asociación de Jóvenes Agricultores de Alicante estima que se perderán los cultivos de cítricos, hortalizas y uva en unas 150.000 hectáreas entre Elche y Pilar de Horadada. La misma superficie temen perder en Murcia.

Pedro Sánchez ya ha anunciado que no se escatimará en gastos para reparar los daños materiales.

‘Plan Marshall’

El presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, ha insistido estos días en crear una especie de ‘Plan Marshall’ de ayudas para la comarca de la Vega Baja del Segura, la más afectada.

Con ello se podría responder de forma eficaz a las consecuencias económicas y sociales de la gota fría. Ha especificado ya que el plan debería incluir ayudas del Gobierno español, de la UE y del resto de Administraciones.

El Gobierno murciano, además, ha pedido la declaración de zona catastrófica para toda la región. “Ha sido el episodio más intenso de lluvias que hemos sufrido”, decía el presidente murciano, Fernando López Miras. “Acaban de atravesar una auténtica pesadilla”, añadía respecto a los municipios afectados.

Publicidad

Comentarios