Josu Ternera aún tiene cuentas pendientes con la Justicia española. Tras su detención, tendrá que cumplir con ellas, siendo reclamado, entre otras cosas, por el atentado contra la Casa Cuartel de Zaragoza.

Publicidad

En la Audiencia Nacional están en vigor cuatro requisitorias, con sus correspondientes órdenes europeas de detención (OED) sobre Josu Ternera. Entre ellas, la del atentado de Zaragoza, en el que murieron once personas, seis de ellas menores de edad.

Precisamente fue su imputación por este atentado lo que precipitó su huida en noviembre de 2002. Entonces, desoyó la citación del Supremo y no se presentó a declarar. Ante su espantada, el Alto Tribunal dictó la orden de busca y captura, vigente hasta su detención este jueves.

Además, Ternera fue procesado en octubre de 2015 por delitos de lesa humanidad por la Audiencia Nacional. La causa está ahora en manos de la Sala de lo Penal de la magistrada Carmen Lamela. Un delito con el que puede enfrentarse a prisión permanente revisable.

Además, el juez Santiago Pedraz tiene abierto un sumario en el que se investiga su responsabilidad en el asesinato de Luis María Hergueta. Al director de Michelín en Vitoria le asesinaron con un tiro en la nuca en junio de 1980.

También el juzgado número 5 de la Audiencia Nacional investiga al exjefe político de ETA por un delito de integración en organización terrorista.

Con las cuentas pendientes, los magistrados que tienen causas contra Josu Ternera ya han ordenado traducir al francés las OED.

Hospitalización

Mientras tanto, el exjefe de ETA ha sido ingresado en un hospital, horas después de su detención. Tras el arresto, estando en dependencias de la Gendarmería, pedía ser examinado por un médico. A continuación, era llevado a un centro hospitalario.

Josu Ternera se encontraba en paradero desconocido desde el año 2002.

Publicidad

Comentarios