Las diferencias del independentismo están poniendo en riesgo el inicio de la mesa de diálogo en Cataluña. Y es que Torra exige ahora a Sánchez que se establezca una figura de mediador.

Publicidad

La mesa de diálogo fue, prácticamente, el único punto en común entre Sánchez y Torra durante su reunión de hace unas semanas. Ambos acordaron ponerla en marcha en febrero. Sin embargo, la propia división del independentismo y las exigencias del presidente catalán la han puesto en riesgo.

Y es que la Generalitat se desmarca ahora en un mensaje que choca frontalmente con lo que defiende ERC. Los republicanos insistían este pasado lunes en que la mesa tiene que comenzar antes de que termine el mes.

La portavoz del Gobierno catalán, Meritxell Budó, ha asegurado que están trabajando «para que la mesa de negociación se desarrolle con las máximas garantías». Y dice ahora que Torra jamás se comprometió a ponerla en marcha en febrero.

Pese a las dudas, el Gobierno de Sánchez mantiene su compromiso de comenzar la semana que viene. La portavoz, María Jesús Montero, ha dicho que ambos gabinetes están en contacto para cerrar la agenda con el orden del día. Y para confirmar a los integrantes de esa mesa de diálogo.

La división en cuanto a la fecha de inicio es solo uno de los puntos de desencuentro entre los socios independentistas del Gobierno catalán. Desde ERC no ven indispensable la figura de un mediador. Por su parte, JxCat lo pone como condición fundamental.

«[El mediador] sería una de las garantías que harían posible el éxito de esta negociación», ha dicho Budó. «Que no haya una fecha cerrada no quiere decir que no haya una voluntad de dialogar», ha señalado. También ha querido recordar que el Gobierno catalán quiere mantener las negociación sobre la mesa con total discreción.

Rechazo al mediador

El Gobierno de Sánchez ha vuelto a mostrar su rechazo al mediador. «No entendemos que sea necesaria y consideramos que los testigos del diálogo tienen que ser todos los ciudadanos», ha dicho Montero.

El Gobierno dará a conocer todos los detalles de la mesa cuando estén ultimados. Y mantiene la intención de que se reúna antes de que termine el mes de febrero.

Publicidad

Comentarios