Las elecciones del 10-N han echado a andar. La falta de entendimiento entre partidos ha provocado que no haya candidato a la investidura y que España tenga que votar de nuevo. Repasamos las cifras y las fechas clave, desde el coste a la campaña pasando por los candidatos.

Publicidad

La repetición de elecciones es ya un hecho. Los principales líderes políticos así lo han confirmado desde que el Rey decidiera no proponer a ningún candidato a la investidura tras la nueva ronda de consulta celebrada entre el pasado lunes y el martes. El 10-N está ya en marcha y son muchas las cifras y fechas clave que lo rodean.

Para empezar, el Gobierno tendrá que aprobar una ampliación de crédito para poder pagar los gastos que supone la maquinaria electoral. Se calcula que las nuevas elecciones costarán alrededor de 140 millones de euros.

Son ya las cuartas elecciones generales celebradas en apenas cinco años. Entre 2015 y 2019, el Estado ha gastado 540 millones de euros en comicios.

El Consejo de Ministros en funciones tendrá que aprobar la ampliación con cargo al Fondo de Contingencia, que sirve para pagar necesidades imprevistas y que no se pueden aplazar, como es el caso de las elecciones.

El presupuesto inicial concreto es de 138.961.516,72 euros. El mismo que para las elecciones del 28 de abril. El dinero sirve para pagar desde el trabajo de Correos para hacer llegar el voto a distancia hasta la propaganda. Así como la impresión de papeletas y sobres o el despliegue de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Al margen de este gasto quedan las subvenciones que reciben los partidos para los gastos electorales. El Gobierno deberá así aprobar también un decreto fijando esas cantidades. Se espera que estos gastos se rebajen respecto a las anteriores elecciones.

Del presupuesto de casi 140 millones, casi el 40% se lo lleva Correos. Con ello se paga el voto a distancia, los avisos a los miembros de las mesas electorales, los recursos, etc.

Otro 14,5%, unos 20 millones, se dirigen a la administración electoral. Recoge el coste de las Juntas Electorales que supervisan el proceso, y de las mesas de votación. En ellas trabajan unas 180.000 personas, que cobra una dieta de 65 euros por la jornada y tiene derecho a una reducción de la jornada laboral al día siguiente.

Además, una partida del presupuesto va a telecomunicaciones y difusión del escrutinio. Para elegir a la empresa que se encargue de ello se tendrá que convocar un concurso. En las de abril, fue la empresa Indra la que lo ganó, por 7,44 millones. Menos de los 10 millones de máximo que había estipulado el Gobierno.

En el presupuesto también se contemplan los costes de organizar los colegios electorales, las papeletas y sobres, el montaje de mesas, urnas y cabinas de votación o el traslado de los electores que lo necesiten. Y se suma el despliegue policial (14 millones), representantes de la Administración (7,2 millones), el coste de la Oficina del Censo Electoral (5,8 millones) o la colaboración de los Ayuntamientos (7 millones).

Fechas clave

23 de septiembre: Según la Constitución, si pasados dos meses desde la primera votación de investidura ningún candidato ha obtenido la confianza del Congreso, el Rey disuelve las Cortes y convoca elecciones.

Aunque el plazo no ha expirado, la ausencia de candidato tras la ronda de consultas da por hecho los comicios. Así como también la no convocatoria de un pleno de investidura, para lo que ya no hay prácticamente tiempo material.

La disolución de Cortes se hará efectiva el 24 de septiembre.

1 de noviembre: Será el inicio de la campaña electoral. A diferencia de abril, esta vez durará ocho días. Y es que cuando España se acercaba a unas terceras elecciones en 2016, se reformó la ley electoral para que en caso de repetición de los comicios, la campaña se redujera a una semana.

Así, siguiendo este criterio, no será hasta el 1 de noviembre que se inicie la campaña electoral.

8 de noviembre: Por tanto, la campaña terminará el 8 de noviembre, viernes.

10 de noviembre: Día de las elecciones. Como marca la ley, se celebrarán 47 días después de la disolución de las Cortes. Los españoles volverán a las urnas por cuarta vez en cinco años.

Elegirán a los 350 diputados del Congreso y a 208 de los 265 senadores que conforman actualmente la Cámara Alta.

Candidatos

No se prevén cambios en los candidatos principales. Es de suponer que las listas electorales sufrirán cambios mínimos respecto a las de abril.

Así, Pedro Sánchez liderará al PSOE mientras que Casado hará lo propio con el PP. Pablo Iglesias estará de nuevo al frente de Podemos, Albert Rivera de Ciudadanos y Santiago Abascal de Vox.

Tampoco se esperan cambios en los partidos con menor representación.

Publicidad

Comentarios