Pablo Iglesias no ha podido evitar las lágrimas tras la investidura de Pedro Sánchez. Su emoción y el homenaje, también entre lágrimas, a la diputada Aina Vidal se convertían en los dos momentos emotivos de la sesión parlamentaria.

Publicidad

No todo han sido broncas y descalificativos entre políticos. La sesión de investidura ha dejado paso también a dos momentos especiales y emotivos. Ambos, además, con Pablo Iglesias como protagonista o participante. El primero se producía durante el homenaje a la diputada Aina Vidal, que padece cáncer. Y el segundo tras la votación, con un Iglesias emocionado hasta las lágrimas.

Nada más proclamar Meritxel Batet el resultado de la votación de investidura, con la que se daba la confianza a Pedro Sánchez para formar Gobierno, las cámaras se iban al candidato. El líder socialista comenzaba a recibir las felicitaciones no solo de los suyos sino también de los líderes del resto de partidos.

Entre tanto, Pablo Iglesias bajaba hasta el sitio en el que se sitúa Pablo Echenique. Ambos se fundía en un abrazo y el líder de Podemos no podía evitar las lágrimas. Para entonces ya había saludo a Sánchez. Pero la emoción llegaba al hablar con uno de sus hombres de confianza.

Ante la nube de fotógrafos, Iglesias se secaba las lágrimas y subía de nuevo hacia su escaño.

Contra el cáncer

El otro momento más emotivo ha sido el homenaje a la diputada Aina Vidal. Han sido los únicos minutos en los que el Congreso ha mostrado unidad. Y lo ha hecho para aplaudir a la política, que lucha contra el cáncer.

Vidal no pudo votar el pasado domingo. Explicaba en redes sociales que padece un cáncer agresivo que le provoca fuertes dolores. Afirmó también estar en tratamiento y mostró su confianza en poder superarlo.

Este martes, ante lo ajustado de la votación y el miedo a un posible ‘tamayazo’, Aina Vidal acudía al Congreso. Superaba su estado y ocupaba su asiento para poder votar. El líder de Podemos se acordaba de ella nada más tomar la palabra. La Cámara se ponía en pie para aplaudirla y ella, entre lágrimas, agradecía el homenaje.

Además, recibía de Iglesias un ramo de flores en nombre de su formación y de todos los diputados.

Prácticamente todos los portavoces de los partidos dedicaban unos segundos a desearle una pronta recuperación.

Publicidad

Comentarios