Las posibles elecciones el 10N no resolverían el bloqueo político actual. Es más, incluso lo agudizarían. Solo el PSOE y el PP mejorarían resultados, pero ninguno de los dos bloques lograría la mayoría absoluta.

Publicidad

El próximo 23 de septiembre se acaba el plazo para conformar un Gobierno. De no lograrlo, Sánchez llevará al país a otras elecciones, que se celebrarían el 10N. Pero los resultados no arrojarían ninguna luz. Tanto es así que los comicios solo agudizarían el bloqueo político. Solo el PSOE y el PP mejorarían resultados. Pero ninguno de los dos bloques lograrían mayoría absoluta.

El panorama político que descubrirían unas nuevas elecciones sería prácticamente idéntico al que arrojaron las urnas el 28 de abril. Ni la izquierda ni la derecha quedarían cerca de la mayoría absoluta. Aunque con cambios, el Congreso no se diferenciaría mucho del actual.

Así lo refleja la encuesta de NC Report que publica este lunes el diario ‘La Razón’. En ella se pone de manifiesto que a Sánchez no le beneficiaría tanto como cree la celebración de otras elecciones. Apenas vería ampliado su resultado electoral, pasando a tener entre tres y siete escaños más. Así, rozaría los 130 diputados en el mejor de los casos.

El líder del PSOE seguiría necesitando para su investidura a Podemos. Y también a los independentistas catalanes. O convencer a Ciudadanos para que abandone su actual veto a los socialistas.

Junto al PSOE, el único partido que subiría es el PP. Los de Casado recuperan terreno perdido. Tanto, que podrían sumar hasta 20 diputados más. Por su parte, Ciudadanos y Vox perderían, igual que Podemos.

El resto de partidos mantendrían su peso actual. ERC se quedarían en los 14-15 diputados mientras JxCat lograría 7 escaños. Por su parte, el PNV obtendría 6, Bildu 4 y Navarra Suma con 2. Los mismos que Coalición Canaria. Y con 1 entrarían en el Congreso el PRC y Compromís.

Conclusiones y claves

Con los datos de esta encuesta, las conclusiones son dos. La primera, que los bloques de derecha e izquierda no tendrían mayoría absoluta. El PSOE, junto a Podemos, el PRC y Compromís se quedaría entre los 165 y los 172 diputados. En el otro lado, el PP, Ciudadanos, Vox y Navarra Suma obtendrían, como máximo, 161 escaños.

La segunda conclusión es que Sánchez seguirá dependiendo de los partidos independentistas, -al menos, de ERC-. Tendrá que reeditar su acuerdo con Podemos. La otra opción, más inverosímil, es que el líder socialista pacte con Rivera. En ese caso, ambos lograrían una mayoría absoluta entre los 176 y los 183 escaños.

En cuanto a las claves, son varias. Podemos conservaría el voto joven. Siguen siendo la opción preferida entre los electores de 18 a 29 años. El PSOE, en cambio, gana entre los mayores. El votante de Vox es el menos fiel, ya que solo el 67% de sus votantes repetiría el voto. Por último, el bipartidismo consolida su voto. El PSOE y el PP recuperan terreno y suben.

Publicidad

Comentarios