Isabel Díaz Ayuso ya ha ofrecido su discurso de investidura, en el que ha prometido la “mayor rebaja de impuestos de la Historia”. En él ha dejado en liza todas sus promesas y relatado su decálogo de medidas para la legislatura.

Publicidad

Cuatro y meses y medio después de las elecciones, Isabel Díaz Ayuso ofrecía por fin su discurso de investidura. La candidata popular será finalmente la presidenta de la Comunidad de Madrid. En su intervención, desplegaba sus promesas y dejaba claro su decálogo para los próximos cuatro años.

Entre otras cosas, ha prometido realizar la “mayor rebaja de impuestos de la Historia”. Pero no será el único reto. Junto a esta bajada fiscal, Ayuso ha prometido el pleno empleo. Además, se ha propuesto ofrecer “la mejor Educación y en Libertad” o “la conversión de Madrid en la región mejor digitalizada de Europa”.

También ha dicho que luchará “contra la soledad y la despoblación” y propiciará la “conciliación del trabajo y la natalidad”. Se centrará en la “salud universal”, “la seguridad para ser libres” y “el medio ambiente y la sostenibilidad”. No se ha olvidado de nombrar la “igualdad de la mujer y la diversidad integradora” y poner la “libertad como base de nuestra acción política”.

Ayuso ha planteado su futuro Gobierno como un contrapoder al Ejecutivo central. Por lo que, dice, compensará a los madrileños los impuestos que suba Sánchez desde Moncloa.

“Madrid es la Comunidad Autónoma con los impuestos más bajos de toda España. Esta política económica ha sido el signo de identidad de los gobiernos del Partido Popular de Madrid, y lo seguirán siendo, porque Ciudadanos y Vox también están de acuerdo”, ha dicho Ayuso. Dejaba así claro que, en este tema concreto, los tres partidos van a una.

Tras llevarse los aplausos irónicos de Podemos y Más Madrid por mostrar “tolerancia cero ante la corrupción”, Ayuso hacía referencia al conflicto con Cataluña. “Quienes quieren secuestrar la soberanía para imponernos la ruptura de España atentan contra la igualdad y la libertad de todos los españoles, y Madrid no va a permanecer callada ante ese proyecto totalitario, por mucho que el actual Gobierno de la nación prefiera mirar para otro lado”, ha dicho.

“Madrid rara vez habla por sí misma, sino en defensa de todos”, ha afirmado, “la voz de Madrid es la voz plural de los españoles, que aquí encuentran un espacio de acogida y de libertad perfectamente compatible con la lealtad a la nación española”.

En otro momento, hacía dos guiños específicos a Vox. El primero, al asegurar que “hay que combatir el machismo, pero no a los hombres”. Y afirmar que “toda persona puede ser víctima del maltrato”. La otra, al asegurar que mejorará los centros de menores para garantizar la seguridad de sus internos. “Es un riesgo real que en un mismo espacio convivan pequeños y mayores de edad”, ha dicho.

La candidata anunciaba además siete millones de euros para combatir la explotación sexual.

Aguirre y Cifuentes

Aunque había dudas, finalmente Ayuso sí hacía referencia a Aguirre y a Cifuentes en su discurso. Tras haberse desmarcado de ellas, hacía una loa a la labor de sus predecesoras.

Y agradecía a Pedro Rollán su trabajo. Éste es el presidente que más tiempo ha pasado en funciones tras Gallardón, que compaginó el cargo con el de alcalde por la repetición electoral tras el famoso ‘tamayazo’.

Publicidad

Comentarios