Los puntos conflictivos que impiden que Sánchez e Iglesias firmen un acuerdo de Gobierno son 4. Los escollos hacen que el escenario de unas nuevas elecciones esté cada vez más cercano.

Publicidad

Quedan 17 días para que se agote el plazo para evitar unas nuevas elecciones. Y PSOE y Podemos parecen cada vez más alejados. Los reproches entre unos y otros son protagonistas estos días y el escenario de unas nuevas elecciones sobrevuela el panorama político. Por el momento, parece que son 4 los principales puntos conflictivos que impiden a Sánchez e Iglesias ponerse de acuerdo.

Coalición

El Gobierno de coalición es, sin duda, el principal obstáculo entre ambos partidos. El único con entidad suficiente para echar por tierra un posible acuerdo. Es, además, el punto que más fricciones ha suscitado entre PSOE y Podemos desde que comenzaran las negociaciones tras las elecciones del 28 de abril.

A pesar de que los socialistas estaban dispuestos a ceder algunos cargos en el Consejo de Ministros y Podemos renunció a la presencia de Iglesias, ambos se enrocaron a última hora. Ni uno ni otro cedió y la investidura se fue al traste. Ahora, vuelve a ser objeto de disputa.

Desde el PSOE se niegan ahora a gobernar junto a Podemos y sólo ven factible un Ejecutivo monocolor. Para Podemos, sin embargo, sentarse en el Consejo de Ministros es clave. Lo contrario sería, dicen, “entregarle un cheque en blanco al PSOE”.

Sin duda, este conflicto es el que más lleva a pensar que no lograrán ponerse de acuerdo y que abocarán a España a celebrar nuevas elecciones.

Cataluña

El ‘procés’ ha pasado a segundo plano pero no por ello deja de ser punto discordante. Ahora ha vuelto a salir a la palestra porque en su programa de 370 medidas para un gobierno progresista, Sánchez incluye un apartado específico. El PSOE rechaza frontalmente y por escrito un referéndum de autodeterminación en Cataluña.

Por el contrario, para Podemos es un punto crucial de su programa. También base fundamental para algunas de sus alianzas territoriales.

Política fiscal

El PSOE ha ido incorporado algunas medidas de Podemos como las listas cremallera en las elecciones o la prohibición de cortes de energía en hogares vulnerables. Pero se niegan a tocar dos medidas fundamentales de la formación morada.

Por un lado, el del impuesto a la banca para que devuelva todo lo invertido por el Estado en su rescate. Y por el otro la limitación de las subidas abusivas del alquiler de viviendas.

Desconfianza

Es el obstáculo más psicológico y moral y, probablemente, el que más puede cambiar en estos días. La lucha mediática entre Sánchez e Iglesias ha creado un clima de desconfianza mutua y de choque de ‘egos’.

La relación personal entre el líder socialista y el morado no atraviesa por su mejor momento. De hecho, está muy deteriorada. Tanto es así que Iglesias ha llegado a decir que el problema para no alcanzar un acuerdo no es otro que el propio Sánchez.

Ambos se reunirán la semana próxima para intentar limar asperezas y superar estos cuatro obstáculos, aunque son pocos los optimistas.

Todo hace indicar que, de no cambiar en los próximos días, España acudirá de nuevo a las urnas el 10 de noviembre.

Publicidad

Comentarios