Los CDR están en el punto de mira tras la detención de 9 de sus miembros. Todavía hay quien no sabe qué son y cómo se organizan en Cataluña para luchar por la independencia.

Publicidad

Se autodenominan Comités de Defensa de la República y hoy están más en el centro de la diana que nunca. La detención de 9 de sus miembros, la calificación de “nuevo grupo terrorista” por parte del Ministerio Público o el material que se ha incautado la Guardia Civil con el que pensaban atentar les ha llevado a la primera plana. Pero, ¿qué son y cómo se organizan?

Los CDR, como son conocidos, nacieron antes de la Declaración Unilateral de Independencia del 27 de octubre. Aunque se formaron un poco antes, a finales de septiembre, con vistas al referéndum ilegal del 1 de octubre. Entonces se denominaron Comités de Defensa del Referéndum.

Su propósito, como indicaba su nombre, no era otro que organizarse para acudir a los colegios electores. Allí tenían la tarea de mantener los centros abiertos y hacer frente a la policía. Todo ello para que se pudiera celebrar el referéndum ilegal.

Tras el 1-O cambiaron su nombre, adoptando uno que hacía un guiño a los Comités de Defensa de la Revolución Cubana.

Sus primeras protestas potentes llegaron con la aplicación del 155. Se organizaron a través de aplicaciones de mensajería como Telegram. Y difundieron su ‘obra’ en redes sociales.

Organización

La mayoría de los CDR están formados por asociaciones de vecinos, movimientos sociales, entidades vinculadas al independentismo y militantes de partidos políticos. Aunque en un primer momento estuvieron muy vinculados a las juventudes de la CUP, su influencia va más allá. Abarca también otros partidos y fuerzas soberanistas. Una especie de cajón de sastre independentista.

Resulta difícil conocer cuál es el número de CDR que existen. Se organizan a nivel local y el cálculo es de unos 300. Algunos están también fuera de Cataluña y en el extranjero. En las grandes ciudades se suelen agrupar por barrios.

Toman sus decisiones en asambleas por municipios y coordinan las acciones a seguir en todo el territorio catalán. Luego se van agrupando por zonas o comarcas. Cada grupo es independiente del resto, aunque mantienen contacto directo permanente unos con otros.

Sus protestas más destacadas llegaron justo después del 1-O. Entre ellas, los paros de octubre y noviembre. Y la del año pasado al celebrar el primer aniversario del referéndum ilegal. Entonces, coordinados, cortaron las vías del AVE, autopistas, carreteras y pasos fronterizos.

También actuaron durante la celebración del Consejo de Ministros de Sánchez en Barcelona o durante las visitas del Rey a Cataluña.

Publicidad

Comentarios