Pedro Sánchez tiene ya planeados para los próximos días unos “contactos discretos” con el resto de partidos. Lo hará para evitar unas nuevas elecciones y recabar los apoyos necesarios para la investidura.

Publicidad

Después de que la ministra Celaá asegurara que no habrá investidura sin apoyos seguros y que habrá nueva ronda de contactos, la ministra Montero ha confirmado que estas reuniones se producirán “en los próximos días”. Así, Sánchez parece tener ya planeados una serie de “contactos discretos” con el resto de partidos.

En una entrevista para La Sexta, Montero ha asegurado que serán conversaciones “discretas”. No se les dará publicidad y se comprobará así la situación real. “Se buscará realmente profundizar, lo único que no busca el PSOE es la repetición electoral“, ha dicho Montero.

Montero ha dejado claro que Sánchez está ya “llamando o llamará a los líderes de los partidos en los próximos días”. El presidente en funciones sondeará de nuevo las posiciones de las formaciones de cara a una nueva investidura.

Al igual que Celaá, Montero ha descartado eso sí un Gobierno de coalición. “En las negociaciones cada cosa tiene su tiempo”, ha dicho. “No entendemos todavía por qué lo rechazó Podemos y por qué sigue diciendo que eran carteras vacías de contenido”, ha asegurado.

De nuevo, al igual que el equipo de Sánchez, la ministra ha insistido en la vía portuguesa. Es decir, un acuerdo de programa entre PSOE y Podemos. Pero un Ejecutivo exclusivamente socialista. Algo que rechazó Iglesias tras las elecciones del 28A. Pero un acuerdo que apoyan algunas corrientes dentro de la formación. Entre ellas, Izquierda Unida.

Rivera rechaza la reunión

Desde Ciudadanos han dejado claro que no irán a la reunión que pretende Sánchez. La nueva portavoz de la Ejecutiva, Lorena Roldán, ha descartado que Rivera vaya a entrevistarse de nuevo con el presidente.

“Creo que quizá alguien le tiene que explicar al señor Sánchez que él no es el que tiene que hacer la ronda de contactos, la hace el jefe del Estado”, ha dicho Roldán.

Al igual que sucedió a primeros de julio, Rivera rechazará así una nueva reunión con Sánchez. Aunque sí acudirá si el Rey establece una nueva ronda de consultas.

Publicidad

Comentarios