Los contagios por Covid-19 siguen creciendo en España, registrando un aumento del 400% a la semana desde que acabó el estado de alarma. Con 201 brotes activos en todo el país y los peores datos desde el 9 de mayo, Sanidad advierte de los riesgos.

Este 21 de julio se cumple un mes exacto de la caída del estado de alarma. Desde entonces, hasta 18.546 personas se han contagiado por Covid-19. En el primer mes sin confinamiento, los casos a la semana han aumentado hasta un 400%. Se registran ya 201 brotes activos en todo el país y las CCAA tratan de frenar el avance del virus sin mucho éxito por el momento.

En este primer mes de ‘nueva normalidad’, hasta 99 han perdido la vida por coronavirus. Otras 1.154 han tenido que ingresar en el hospital. Y 93 lo han hecho en UCI. A mayor libertad de movimiento, mayor número de contagios, llegando a la transmisión comunitaria en Cataluña. Es decir, a los focos descontrolados.

Si la tasa de incidencia el 21 de junio (número de positivos por cada 100.000 habitantes)  era de 3,55, este lunes Salvador Illa informaba de que había aumentado al 17,6. Además, respecto a hace un mes, se han incrementado los ingresos en hospital en un 139%, y los de UCI en un 200% en la última semana.

El desconfinamiento ha llevado también a que la edad media de los contagios haya bajado significativamente. Y a que el mayor porcentaje (56,2%) sea de pacientes asintomáticos. Ahora, el mayor número de contagios se produce entre los 15 y los 29 años. Uno de cada cinco casos pertenece a este rango, mientras que en mayo era de los mayores de 80 años.

Aunque hay 201 brotes activos de coronavirus en España, los de Aragón y Cataluña son los que más preocupan. Desde el fin del estado de alarma, seis de cada diez positivos se han registrado entre las dos comunidades. El resto de focos están controlados o en fase de control.

Por el contrario, Asturias es la comunidad donde menos impacto ha tenido el Covid en el último mes. Junto a Ceuta y Melilla.

Muchos de los brotes están relacionados con temporeros, pero preocupan los asociados a fiestas, locales de ocio nocturno y botellones de jóvenes. La noche se ha convertido en el escenario donde el Covid se ceba.

Ante la situación, muchas CCAA han comenzado a tomar medidas para prevenir los contagios. La más extendida, el uso obligatorio de la mascarilla en todos los espacios, abiertos y cerrados. Pese a que se pueda mantener la distancia de seguridad. Sólo Madrid y Canarias se mantienen al margen de esta medida. También se han cerrado locales de ocio nocturno, se han confinado edificios o territorios o se ha recomendado limitar la movilidad de los ciudadanos.

Rastreo insuficiente

Este pasado 20 de julio se producían, además, los peores datos de contagio desde el 9 de mayo. En una comparecencia sorpresa, Salvador Illa lanzaba un serio mensaje de advertencia.

Además, la número dos de Fernando Simón, María José Sierra, explicaba que la transmisión comunitaria se estaba acelerando en Cataluña. Por lo que pedía de nuevo responsabilidad ciudadana y autoconfinamiento.

Uno de los grandes problemas se encuentra en el rastreo. En muchas CCAA, es totalmente insuficiente. De media, España no logra detectar a más de tres contactos por cada persona diagnosticada con Covid-19. Aunque las diferencias entre autonomías son más que palpables. Así, mientras en Canarias logran llegar a 27 contactos, en Cataluña sólo identifican a dos.

Según los datos del Instituto de Salud Carlos III, es precisamente la comunidad canaria la que más capacidad de rastreo tiene. Le siguen Melilla y Ceuta. Después, Andalucía y Extremadura y, por detrás, Navarra y Murcia. A mitad de tabla, Aragón y Comunidad Valenciana, junto a Castilla y León, Galicia y País Vasco.

En las últimas posiciones Cataluña, Asturias, Castilla La Mancha, Madrid y La Rioja. Y no se tienen datos de Cantabria ni Baleares.

Comentarios