Los datos de paro (la llamada EPA) confirman este jueves el peor verano desde 2013 en cifras. El periodo estival deja 16.200 empleados y solo se crean 69.400 empleos más, lo que supone un frenazo del crecimiento.

Publicidad

El desempleo ha bajado en 16.200 personas en el tercer trimestre del año, el correspondiente al verano. Un periodo en el que, habitualmente, las cifras de parados baja gracias al sector servicios. La cifra supone un 0,5% menos que en el trimestre anterior. Así, el total de desempleados se sitúa ya en 3.214.400 personas según los datos de la EPA (Encuesta de Población Activa). Este verano es ya el peor en cifras desde 2013.

Hay que remontarse hasta el tercer trimestre de 2012, además, para encontrar un dato peor. Entonces, el aumento del paro fue de 93.200 personas. Con todo ello, la tasa de paro ha bajado una décima, situándose en el 13,92%, cayendo del 14% por primera vez en una década.

En este periodo de verano se crearon 69.400 empleos, un 0,36% más que en el trimestre anterior. El número total de ocupados se queda establecido así en 19.874.300 personas. Su mayor nivel en once años.

Por regiones

Los mayores incrementos de empleo en verano se han dado en las Islas Baleares, donde se crearon 41.000 nuevos puestos. Le sigue la Comunidad Valenciana, que sumó 16.700 ocupados. En el lado contrario, Andalucía, que pierde 35.000 ocupados; País Vasco, que se deja 15.000 empleos; y Canarias, con 8.500 empleos menos.

Madrid ha sido la comunidad que ha liderado la creación de empleo en los últimos doce meses, sumando 104.500 ocupados.

Por actividades, el sector servicios ha sido donde más ha aumentado la ocupación en el tercer trimestre, seguido de la Industria. En cambio, la cifra de ocupados ha caído en agricultura y construcción.

Publicidad

Comentarios