El Gobierno de Sánchez seguirá en el poder hasta las elecciones del 28 de abril. Y, aunque disolverá Cortes el 5 de marzo, podrá seguir gobernando a golpe de decretazo. De hecho, planea ya varias reformas que sacará adelante hasta las urnas.

Publicidad

Las cuentas en el Congreso no han permitido a Sánchez aprobar algunas de sus promesas electorales en estos nueve meses de Gobierno. Sin embargo, a base de decretazos, podrá sacar adelante una serie de reformas incluso disueltas las Cortes. Algo que sucederá el próximo 5 de marzo.

Lo hará a base de decretos ley y gracias a la Diputación Permanente del Congreso. Entre ellas, la contrarreforma laboral y la Ley de Igualdad Laboral.

Esta última refuerza los controles de Inspección y las multas. El objetivo no es otro que acabar con las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Según los datos de la Comisión, las mujeres trabajan gratis desde el 3 de noviembre hasta final de año. Y eso a pesar de que en el conjunto de Europa, la brecha salarial ha bajado de 16,7 a 16,3.

En el caso concreto de España, el sueldo medio bruto por hora que perciben las mujeres es de media un 14,9% más bajo.

El Gobierno quiere imponer por decreto medidas como obligar a las empresas crear un registro con la media de los salarios. Y con los complementos de la plantilla divididos por sexos. También por grupos y por categorías profesionales. Será además un nuevo arma para los sindicatos a la hora de negociar los convenios.

Este decretazo también obligará a las empresas a elaborar un plan de igualdad cuando tengan más de 50 trabajadores. Y estarán obligadas a inscribirlas en un registro público. En el caso de compañías de menos de 25 empleados, se considerará discriminación salarial  cuando la media de las retribuciones de un sexo sea superior en un 25% o más a las del otro.

En el borrador, también, medidas para garantizar la presencia de mujeres en altos cargos. Y un aumento de paternidad y lactancia para equiparar a hombres y mujeres.

9.000 millones para las regiones

El Ministerio de Hacienda pretende repartir más de 9.000 millones de euros a las comunidades. Se trata de una actualización de las entregas a cuenta de la financiación.

Y es que muchas de las comunidades han elaborado sus Presupuestos a cuenta de esta inyección de dinero.

En decretazo también, para el Impuesto de Hidrocarburos, ampliando su horquilla. Impuesto que ahora recauda el propio Estado.

Publicidad

Comentarios