España va a empezar ya a probar fármacos contra el coronavirus o, al menos, contra la propagación del mismo. Empiezan los ensayos clínicos a fin de poner fin cuanto antes a la epidemia.

Publicidad

Sin vacuna ni cura conocida, más allá del paracetamol, el coronavirus trae de cabeza a los investigadores. Desde que estallara la crisis en China, decenas de laboratorios se pusieron manos a la obra para encontrar un remedio eficaz. En España ya comienzan los ensayos clínicos con varios fármacos. Algunos, utilizados en otros brotes o enfermedades.

Para empezar, los hospitales de La Paz (Madrid), Cruces (Bilbao) y Clínic (Barcelona) probarán en enfermos de estado moderado o grave un medicamento experimental llamado remdesivir. Se trata de un antiviral inyectable que ya se ensayó en el brote del ébola de 2014. En casos muy puntuales, logrando curaciones completas.

También se ha probado en las crisis del SARS y el MER, otros coronavirus similares al actual Covid-19. Este medicamento se testó ya en China, donde comenzó la epidemia.

En la actualidad, hay cinco ensayos clínicos abiertos en el mundo. Dos de ellos en China, otro en EEUU, otro en varios países asiáticos y el español. Pero muchos otros países se incorporarán al mismo tras acumular más casos de infectados.

Otros fármacos

Además, un fármaco para la malaria y otro para la artritis reumatoide y un antiviral utilizado contra el sida podrían ser también freno de los contagios.

Estos medicamentos no buscan curar la enfermedad en los casos más graves. Pero sí frenar los contagios de una manera sencilla y asequible. Lo que ayudaría a acortar el periodo de confinamiento.

El ensayo ha sido aprobado inmediatamente y se probará en 200 personas con coronavirus. Tomarán este combinado durante siete días. Y luego el de la malaria un total de 2.850 contactos, durante 4 días. Si se logra reducir así la carga viral, se podría romper la cadena de contagios.

Publicidad

Comentarios