Los independentistas han decidido dar plantón al Rey en la apertura de Cortes, que se celebra este lunes. En un comunicado, exigen que se le aparte de la política y han anunciado que se ausentarán del acto.

Publicidad

El Rey Felipe abre esta lunes las Cortes en la sesión constitutiva, con la que se inicia la Legislatura. La número 14 en democracia. Un acto al que los independentistas han asegurado que no iban a acudir, dando plantón al monarca.

Los mismos que auparon a Sánchez a la Presidencia del Gobierno (ERC, Bildu y BNG) se han unido a JxCat y la CUP para atacar al Rey. Antes de la apertura de Cortes, leían un comunicado en el que exigían que el monarca fuera apartado de la política.

No han dudado en referirse al Rey con frases como que «intenta imponer proyectos y valores antidemocráticos». O que «no es una interlocutor válido». «Ni tiene la legitimidad de nuestros pueblos, ni le reconocemos ninguna función política», señalan en el comunicado.

Con este argumento, los independentistas han explicado que no estarían en el acto. A pesar de que ERC, Bildu y BNG son socios de Sánchez, han decidido no asistir a la apertura solemne de la Legislatura.

Los independentistas han advertido de que el Rey no les «representa» y desprecian su figura. Aseguran que es «una institución anacrónica heredera del franquismo que se sustenta en el objetivo de mantener e imponer la unidad de España y sus leyes, negando así los derechos civiles, políticos y nacionales» de Cataluña, el País Vasco y Galicia.

Solo retirando al Rey de la política, remataban, «se podrá dar cauce a soluciones basadas en el respeto a la voluntad popular, la libertad y la democracia». Una manera de hablar de la independencia de sus Comunidades Autónomas.

Apoyo del Congreso

Tras el comunicado de los independentistas, el resto de partidos ha mostrado su apoyo al Rey. Entre los más contundentes, Santiago Abascal.

El líder de Vox reiteraba su lealtad al Rey frente al «boicot» de los «sediciosos y proetarras». Y ha advertido de que no van a permitir que pasen por «encima» de él.

Advertía también Abascal de la «progresiva batasunización» de la política española, que permite que los «capos» del Gobierno se atrevan a atacar al Rey.

Por su parte, el PSOE ha mostrado todo su apoyo a la labor institucional del Rey, asó como Arrimadas.

Desde Podemos, división de gestos. Mientras los miembros del Gobierno (Iglesias, Garzón, Montero, Díaz y Castells) se levantaban y aplaudían al Rey a su llegada, algunos otros diputados evitaban el aplauso.

Las críticas hacia los independentistas han sido muchas. La mayoría, por su incoherencia al pertenecer a un sistema de monarquía parlmentaria pero ausentarse de la apertura de Legislatura. Y en el caso de ERC, Bildu y BNG por apoyar a un Gobierno que sí apoya al Rey.

Felipe VI llegaba a las Cortes acompañado por la reina Letizia y sus dos hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. Las pequeñas asumen así de nuevo un papel fundamental y acuden a su primer acto público del año.

Publicidad

Comentarios