En el pico de contagios, los médicos tendrán que priorizar en las UCI a los pacientes con posibilidad de curarse y con una esperanza de vida mayor de dos años.

Publicidad

En situaciones de crisis como la que vive España, y con recursos limitados pese a que la sanidad trabaja sin descanso, los médicos tendrán que priorizar los ingresos en UCI para aquellos pacientes con más posibilidades de curarse. Así, los pacientes que tengan más probabilidad de sobrevivir deben tener prioridad para ser ingresadas en estas unidades de cuidados intensivos.

El criterio de «primero en llegar, primero en ingresar» deja de tener validez. Es lo que dice, literalmente, el documento de recomendaciones UCI y Covid-19 que ha elaborado el Grupo de Trabajo de Bioética de la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias. Y consensuado con la Sociedad Española de Medicina Interna.

La limitación de camas UCI, pese a la ampliación, será una constante en el pico de máximo contagio del coronavirus. Por eso, la situación obligará a intensivistas e internistas a consensuar los criterios para ingresar a pacientes en estas unidades. Se trata, dicen, de «maximizar el beneficio común». Y de dar cama a aquel que tenga más posibilidades de sobrevivir.

Ante dos pacientes similares, se priorizará a la persona con más años de vida ajustados a la calidad. Por lo que la edad no tendrá nada que ver en este criterio. Tendrán cama aquellos con una esperanza de vida superior a dos años.

4 prioridades

Para valorar a un enfermo de manera global, los médicos usarán un sistema de clasificación de 4 prioridades. Algo clásico en las UCI:

1: pacientes críticos e inestables que necesitan monitorización y tratamiento intensivo.

2: pacientes que precisan monitorización e intervención inmediata.

3: pacientes con pocas posibilidades de recuperarse por su enfermedad de base o por la aguda.

4: pacientes con beneficio mínimo o improbable.

En casos como la actual pandemia de coronavirus, se tenderá a no ingresar en UCI a los pacientes de prioridades 3 y 4.

Los médicos tendrán que hablar con las familias para explicarles las decisiones a tomar. Y les harán entender la situación de crisis que se está viviendo.

El que tengan que priorizar en UCI no significa que los pacientes que no sean ingresados queden desprotegidos. Se les ofrecerán alternativas de asistencia de calidad. Cubrirán además las necesidades básicas y esenciales de los pacientes y sus familiares.

Publicidad

Comentarios