Los militantes de Bildu han respaldado la opción de su dirección en cuanto a su decisión de votar abstención en la investidura de María Chivite. Así, la militancia entregará el Gobierno de Navarra a la socialista, que se alía así con la izquierda abertzale.

Publicidad

Con un 75% de los votos a favor, los militantes de Bildu ha respaldado la abstención de la formación en la investidura de la candidata socialista en Navarra, María Chivite. Algo que entregará el Gobierno de la comunidad foral a la líder del PSOE navarro. Solo un 25% de los militantes votaba en contra de esa investidura. Han sido 1.999 militantes los que han ejercido su derecho al voto en la consulta. De un total de 2.600.

De esta forma, María Chivite se asegura la investidura. La líder del PSN cuenta con los apoyos de Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra. Y necesitaba la abstención de Bildu. Aunque parecía hecho, el respaldo de la militancia ha terminado por refrendar el apoyo indirecto de la formación abertzale al PSOE.

El debate de investidura arranca este jueves con la intervención de la candidata socialista. Y continuará con la intervención del resto de grupos. Está previsto que a última hora del día se realice la votación. En ella, al ser la primera, será necesaria la mayoría absoluta. Algo que Chivite no logrará.

Así, tendrá que esperar las 24 horas que dicta la ley para realizar la segunda votación. En esta solo necesitará una mayoría simple. Es decir, más síes que noes. Algo que conseguirá con la abstención de Bildu. La formación ya ha anunciado que votarán ‘no’ en la primera y ofrecerá las cinco abstenciones que Chivite necesita en la segunda. Es decir, que solo cinco de los siete parlamentarios de Bildu se abstendrán. Los dos restantes votarán en contra en ambas votaciones.

Advertencia de Bildu

El diputado de Bildu Adolfo Araiz ha afirmado en rueda de prensa, tras conocerse la decisión de la militancia, que el “PSN no debe realizar una lectura errónea de esta consulta”. Y ha explicado que tanto “quienes han votado la abstención como quienes han votado por el ‘no’ rechazan rotundamente una política de exclusión que deberá cambiar en cuanto inicie su andadura de gobierno”.

Además, ha dejado claro que quería “poner en valor los votos del ‘no’ y las dificultades que muchas personas nos han dicho que han tenido a la hora de votar la abstención”. Así, asegura, quieren expresar con ello que no darán alas al PSOE. Y demostrarán su malestar con los socialistas por su “historia reciente”.

Publicidad

Comentarios