Los Mossos se preparan ya para afrontar días de tensión, protestas y, muy probablemente, violencia en Cataluña. El fallo del Supremo por el juicio por el 1-O hará que el independentismo salga a las calles.

Publicidad

El temor de los Mossos es que las protestas y la situación de tensión se alargue en el tiempo. Están preparados para acciones puntuales y jornadas de violencia concretas. Pero no tanto para actuar a diario durante mucho tiempo. Y es que esa situación puede producir desgaste y falta de recursos.

Ese es el escenario que planea Tsunami Democràtic, una plataforma sin cabezas visibles que se está encargado de organizar la reacción del independentismo al fallo judicial. Una sentencia que está prevista para la primera quincena de octubre.

Bajo el nombre de Minerva, el dispositivo de los Mossos está activo desde el pasado martes. El mismo día en que se cumplían dos años del 1-O. Esto implica, entre otras cosas, que los antidisturbios de los Mossos trabajan prácticamente de continuo.

La relativa calma de estos días, con únicamente incidentes muy puntuales el 1-O, no ha hecho a los Mossos bajar los brazos. Y es que sospechan que el secesionismo se reserva para responder a la sentencia del Supremo. Algo que ha pedido también Torra, animando a la desobediencia civil en las calles.

Escenarios de riesgo

Los servicios de los Mossos actualizan a diario los escenarios de riesgo. Y trabajan con la hipótesis de que pueden producirse serios problemas de orden público. Por eso, han diseñado un dispositivo acorde a la situación.

La ANC ya ha anunciado su intención de colapsar la red vial catalana. Además, la plataforma Tsunami Democràtic será la encargada de coordinar las acciones. Cuentan con el aval de ERC y Junts per Catalunya. Y con el respaldo de ANC y Ómnium. Además de con el visto bueno de los CDR.

“La respuesta que se ha organizado pretende generar una situación de crisis generalizada en el Estado español que se prolongará en el tiempo”, advierten desde Tsunami Democràtic. La plataforma también deja claro que la sentencia despertará una reacción “inmediata”. Y que ésta “no será solo de un día”.

Según publica el diario ‘Ara’, la plataforma pretende impulsar bloqueos intermitentes durante al menos tres meses. Y animará a los alumnos a “vaciar las aulas y llenar las calles”.

Los Mossos ya han asegurado que no dudarán en solicitar la ayuda de la Guardia Civil si se ven desbordados. Y su nuevo directo, Pere Ferrer, ya se ha comprometido por carta a los agentes a un “escrupuloso cumplimiento de la legislación” y “de las funciones de policía judicial”.

Publicidad

Comentarios