Sabotaje, explosivos y ocupación del Parlament. Eso son los planes de los CDR que el juez investiga tras la detención de los siete miembros de estos comités. Además, ya se sabe que los detenidos empezaron a actuar en diciembre del año pasado.

Publicidad

Los autos del juez que investiga a los siete miembros de los CDR han revelado datos como las campañas de sabotajes y atentados que preparaban. Además de una ocupación al Parlamento catalán. El magistrado recoge en sus documentos los planes de este grupo, considerado organización terrorista.

Según publica el diario ‘El País’ este martes, los CDR comenzaron a actuar en diciembre del año pasado. Concretamente, la primera de sus actuaciones preparatorias tuvo lugar el 21 de diciembre de 2018. Aquel día se celebró el Consejo de Ministros de Sánchez en Barcelona. Los CDR se encargaron de cortar una decena de carreteras y los principales accesos a la Ciudad Condal.

Según el magistrado, los detenidos ahora pusieron “en práctica” la formación que sus integrantes habían adquirido “en cuanto al empleo de teléfonos clandestinos”. También la “posibilidad de asegurar las comunicaciones”. Sin olvidar poner en práctica el “uso de lenguaje convenido y utilización de walkie talkies” para comunicarse entre ellos.

La investigación también atribuye a cuatro de los detenidos un sabotaje que se produjo el 1 de febrero de 2019. Entonces, “participaron en un acto delictivo que consistió en el derrame de gran cantidad de aceite en la calzada de una carretera”. Aprovecharon el paso del convoy que trasladaba a los políticos presos del centro de Lledoners a Madrid.

El juez considera que aquella acción “generó un grave riesgo para la seguridad vial”. Y, por ende, “para las personas que circulaban por aquella carretera”.

La ocupación al Parlament

Entre los planes de los CDR destaca, sin duda, el de la ocupación del Parlament. El juez que investiga el caso destaca que la existencia de conversaciones de teléfono “en las que se habla de un plan de conspiración contra las instituciones del Estado”. Consistiría en “el asalto y posterior ocupación de forma ilegal del Parlamento de Cataluña” el mismo día que se conociera la sentencia del juicio por el ‘procés’.

En los preparativos de este plan, además, se implica al conocido como ‘CNI catalán’ (Cesicat). El juez señala a este organismo, creado en 2009, como instigador del asalto y ocupación el Parlament.

Otros planes

En otras conversaciones telefónicas intervenidas, uno de los detenidos apremia al cabecilla del grupo, Xavier Duch, a “empezar a mover las cosas porque las noticias avanzan desfavorablemente”. Se refería así a la sentencia del Supremo sobre el ‘procés’.

El grupo planeaba colocar explosivos en puntos claves de la autopista de peaje AP-7. Eso obligaría a los Mossos a cortar la carretera, provocando un caos circulatorio.

También tenían pensado inutilizar torres de telefonía y suministro eléctrico con artefactos explosivos. Para eso, los integrantes de los CDR habían comprado ácido sulfúrico, parafina, polvo de aluminio, decapante industrial y nitrato de amonio. También termita, para incrementar los daños de los explosivos.

Por último, los investigadores también descubrieron una imagen aérea del cuartel de la Guardia Civil de Canovelles (Barcelona). Sospechan que querían colocar ahí un artefacto explosivo por lo simbólico de la forma del edificio: un tricornio. En los móviles de los detenidos también había fotos de comisarías de los Mossos y de patrullas de los mismos. Además de imágenes de instalaciones de la Policía Nacional en Cataluña.

Publicidad

Comentarios