Isabel Díaz Ayuso se prepara para su investidura con un clima en el que los problemas acechan a la próxima presidenta de la Comunidad de Madrid. La trama Púnica, un piso cedido por su padre o el IBI sin pagar son algunos de los conflictos con los que tiene que lidiar.

Publicidad

Los próximos 13 y 14 de agosto son los días elegidos para la investidura de Isabel Díaz Ayuso. Si no hay sorpresas de última hora, la candidata del PP será presidenta de la Comunidad de Madrid gracias a los votos de su partido y a los de Ciudadanos y Vox. Pero lo hará en un momento en que los problemas acechan a Ayuso.

Aunque tendría que estar centrada en crear su discurso de investidura, lo cierto es que está apagando los fuegos que han surgido estos días. Las revelaciones de ‘El País’ e ‘Infolibre’ han puesto a Ayuso en el punto de mira. Los problemas se le acumulan. Desde créditos de una entidad participada por la Comunidad de Madrid a recibos del IBI sin pagar. Pasando por sus contactos con miembros de la trama Púnica o un intento de desmarcarse de Aguirre y Cifuentes que no le ha salido bien.

Sin duda, el mayor problema con el que tendrá que lidiar Ayuso es el de su apartamento. Una empresa participada por su padre logró en tiempo récord un crédito de 400.000 euros. La entidad era Avalmadrid, de la que la Comunidad de Madrid tenía un 30% en acciones y Bankia otro 30%. El préstamo estaba avalado con una nave industrial que los informes técnicos del ente semipúblico desaconsejaban. La primera razón es porque el valor del inmueble era inferior a los 30.000 euros. Y la segunda por la dificultad para venderlo. Como se esperaba, tras recibir el crédito, empiezan los problemas en la empresa del padre de Ayuso. Algo que lleva a no poder hacer frente a la devolución del dinero.

Aunque ya conocía los detalles del aval, Ayuso acepta la donación de este piso en octubre de 2011. Solo unos meses después de haberse convertido en diputada autonómica. La candidata se ha defendido acusando a los medios de escarbar en su pasado. Sin embargo, no ha ofrecido explicaciones claras de la deuda. Sumando los intereses, esta deuda estaría ahora por encima del medio millón de euros.

También aceptó Ayuso de su padre las acciones de su padre en una sociedad cuando empezaron sus problemas económicos. Tanto es así que debe cinco años del IBI.

Trama Púnica

Ante la posible imputación de Aguirre y Cifuentes en la trama Púnica, Ayuso ha querido marcar distancias. Aunque no le ha salido bien la jugada. La próxima presidenta de Madrid decía que el nexo con sus antecesoras es “como el de cualquier militante del PP”. “Soy otra persona, tengo otro perfil, otra etapa, otros proyectos”, decía en rueda de prensa. Solo unos meses después de haber dicho que le gustaría “tenerlas cerca y contar con ellas” porque “son un valor”.

Díaz Ayuso no ha sido llamada a declarar. Ni como testigo ni como imputada. Pero sus relaciones con miembros de la trama Púnica son muchos. De hecho, Adrián de Pedro reconoció en diciembre de 2014 que Ayuso era su enlace en 2011. “Yo sé con quién hablaba yo, en la época esta con Isabel Díaz Ayuso”, ha dicho el hermano del supuesto conseguidor de la trama.

La candidata del PP ejerció como viceconsejera de Presidencia con Cifuentes. Antes, había sido nombrada por Aguirre como responsable de redes sociales del PP de Madrid. Según publica ‘El País’, también tuvo relación con la empresa Madrid Network, creada por Aguirre.

No es la primera vez que el nombre de Ayuso aparece en el sumario de la trama. Un informe de la UCO revelaba que ella era “canal de comunicación” entre De Pedro y la cúpula del PP madrileño. Aunque no existen pruebas de que estuviera al corriente de los métodos ilegales usados para pagar sus servicios.

Publicidad

Comentarios