Los sindicatos y la CEOE presionan ya a Sánchez para que Trabajo no caiga en manos de Podemos. La mayor preocupación sigue siendo la Seguridad Social, con las pensiones a la cabeza de los problemas.

Publicidad

La cartera del Ministerio de Trabajo es, sin duda, una de las más codiciadas del Gobierno. Tras el intento de investidura de julio, ahora Podemos intenta controlar solo Trabajo. Lo que le permitiría derogar la reforma laboral o aprobar nuevas subidas del salario mínimo. Sin embargo, sindicatos y la CEOE presionan a Sánchez para que el ministerio no caiga en manos de la formación morada.

Pese a ello, el presidente del Gobierno no ve con malos ojos dar la cartera de Trabajo a Podemos. El escollo son las pensiones. La gestión de estas prestaciones se lleva el 75% del gasto social del Estado. Y si se tienen en cuenta las del paro, la cifra se amplía al 80%.

La Seguridad Social centra la preocupación del PSOE. Una parte del partido ve riesgo en que ceder este ministerio por si empeora las ya desequilibradas cuentas públicas. Y es que el sistema arrastra un déficit que ronda los 18.000 millones y una deuda de 50.000 millones. Controlar la Seguridad Social supone gestionar también una caja única para todo el Estado.

A los temores de algunos socialistas se unen ahora los de sindicatos y empresarios de la CEOE. Ambos han advertido a Sánchez de que Trabajo no puede caer en manos de Podemos. Temen que la formación “pase de largo” por el diálogo social y utilice su cargo para legislar sin contar con nadie. Les preocupa la promesa de Iglesias de subir el salario mínimo en 2020. Sobre todo, tras subir por real decreto la cifra a 900 euros mensuales este mismo año.

Lo mismo puede suceder con la reforma laboral. La idea de Podemos es derogarla por completo. Empresarios y sindicatos se muestran inquietos ante la posibilidad de que se haga sin diálogo por todas las partes implicadas.

Tanto la CEOE como los sindicatos apuestan porque Magdalena Valerio continúe al frente de Trabajo. Aunque los empresarios no comulgan con algunas de sus medidas, como el control horario, reconocen su talante negociador. Y su disposición para el diálogo.

Seguridad Social, ¿con ministerio propio?

Si Sánchez termina cediendo Trabajo a Podemos la pregunta se traslada a qué pasará con la Seguridad Social. En la mesa de negociación se ha planteado que pueda tener un ministerio propio, alejado así de la cartera de laboral.

Otra de las opciones está en que pase a formar parte de Hacienda o Economía. Dos ministerios que estarán en el lado socialista. Aunque algunos recuerdan que entre 1977 y 1981 dependió de Sanidad, los detractores de que la Seguridad Social esté desligada de Trabajo son muchas. Y es que surgirían problemas en las estructuras provinciales, en la Inspección, las mutuas y el pago de las prestaciones.

Publicidad

Comentarios