Los sindicatos se suman a la presión a Pedro Sánchez para que pacte ya con Podemos y evite nuevas elecciones en noviembre. Instan a formar un Gobierno “progresista” en septiembre.

Publicidad

Pedro Sánchez se reunía este pasado jueves con representantes de los sindicatos. Éstos aprovechaban para presionar al presidente del Gobierno. UGT y CC.OO. instaron al presidente a negociar “cuanto antes” con Podemos. Y es que la necesidad, dicen, es evitar la repetición de elecciones.

Presionan a formar un gobierno “progresista” en septiembre para abordar las políticas sociales. También para acometer la “necesidad imperiosa” de derogar las reformas laborales y garantizar la financiación de las pensiones públicas, peticiones sobre las que Sánchez se ha mostrado “receptivo”.

Tanto el secretario general de CC.OO., Unai Sordo, como el de UTG, Pepe Álvarez, han enfatizado en la “condición necesaria” de que haya un acuerdo para formar Gobierno. Algo que tienen que hacer antes del 23 de septiembre. Momento en que se acaba el plazo para la investidura. Una vez superado, se convocarían nuevas elecciones de manera directa.

Los sindicatos aseguran que se acumulan ya cuatro años de “interinidad política que impide abordar los problemas fundamentales”. Algo que conduciría a una situación “de incertidumbre”.

Sordo se explicaba en la línea, instando a Sánchez a negociar con Podemos “cuanto antes”. Le animaba también a retomar “ya” el diálogo. “No contemplamos un escenario de una nueva convocatoria electoral”, han dicho los sindicatos. Han enfatizado también que las elecciones del 28A marcó un “mensaje inequívoco”. Y el electorado consideró que tiene que haber una negociación “de carácter progresista”.

“No se puede permitir la repetición de elecciones porque nos haría perder el año a efectos de reformas”, insistían.

Sánchez, “receptivo”

Los sindicatos insistían en que la “cuestión prioritaria” es el programa de Gobierno. En él se tienen que especificar las cuestiones fundamentales respecto a reparto de riqueza, derechos laborales y nuevas iniciativas en la creación de empleo.

Entre sus prioridades, también, derogar las reformas laborales, elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores y abordar asuntos en materia de Formación Profesional, industria o desigualdad.

Tanto Álvarez como Sordo han destacado que han visto a Sánchez “receptivo” con sus propuestas.

Publicidad

Comentarios