Según los datos aportados por el ministerio, hay más de 32 millones de personas en España directamente afectadas por las consecuencias del cambio climático.

Publicidad

Según los datos del proyecto Open Data Climático, el verano dura ahora de media en España casi cinco semanas más que a principios de los años ochenta. Y, además, es más caluroso. Estos datos son avalados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y el Ministerio para la Transición Ecológica.

Más de 32 millones de personas afectadas

Beatriz Hervella, una de las portavoces de la Aemet, ha explicado que esos 32 millones de afectados corresponden a quienes viven en zonas donde los veranos son más calurosos y largos.

El documento aportado por el ministerio resalta que la superficie con clima semiárido ha aumentado en 30.000 kilómetros cuadrados en los últimos 30 años en España. Las zonas más afectadas por ese incremento son Castilla-La Mancha, el valle del Ebro y el sureste peninsular.

Estaciones

El informe resalta que las temperaturas medias de las cuatro estaciones son cada vez más elevadas. “Este ascenso se aprecia con más claridad en primavera y, sobre todo, en verano”, menciona Rubén del Campo, portavoz también de Aemet.

Según los datos recogidos por Aemet, el verano es en España cada vez más largo y cálido. En concreto, se ha detectado de media un alargamiento del estío de nueve días por década. “Esto supone que un verano dure cinco semanas más que uno de principios de los ochenta”, ha detallado Rubén del Campo.

Nivel y temperatura del mar

El informe de Aemet también analiza la temperatura superficial del Mediterráneo. El análisis determina que la temperatura está aumentando 0,34 grados centígrados por década desde principios de los años ochenta.

El aumento de la temperatura en el Mediterráneo repercute en sus regiones costeras aumentando el número de noches tropicales. Beatriz Hervella añade que esto afecta al confort y hace más difícil conciliar el sueño.

Publicidad

Comentarios