La próxima semana, Madrid impondrá nuevas medidas de control y limitaciones contra el Covid-19. Especialmente, irán dirigidas a restringir las reuniones sociales y al ocio nocturno.

Después de que este pasado jueves descartara la mascarilla obligatoria en todo momento, Madrid se prepara para imponer nuevas medidas de control y limitaciones contra el Covid-19. Se centrarán, básicamente, en restringir las reuniones sociales y el ocio nocturno, donde más focos de contagios se producen actualmente.

El Gobierno de Ayuso estudia iniciativas que evitan las aglomeraciones. Así, se podrá limitar el número máximo de personas que acuden a las terrazas de hostelería, como ha adelantado el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, en declaraciones a Onda Madrid.

Las aglomeraciones y la movilidad son los dos factores principales que influyen en la transmisión del virus en nueva normalidad. Con la recuperación del contacto social, los brotes han ido apareciendo de nuevo. Por lo que se impondrán limitaciones al respecto. También habrá mayor control sobre el ocio nocturno.

Lo que de momento no estudian es imponer la mascarilla obligatoria, ya que lo es cuando no se puede guardar la distancia de seguridad. Al igual que reconocía el propio Ministerio de Sanidad, su uso está muy extendido en la comunidad. De hecho, es la región en la que más se usa. Aunque no descartan revertir esta decisión en algún momento y sumarse al resto de CCAA, que sí han impuesto la mascarilla obligatoria en todo momento.

Barajas

Respecto al aeropuerto de Barajas, Zapatero ha considerado «preocupante» el hecho de que se hayan detectado ya 77 casos importados. De los cuales, además, sólo cuatro han sido detectados en el propio aeródromo.

La mayoría de esos contagios proceden del continente americano, por lo que Zapatero ha insistido en establecer la exigencia de presentar una prueba PCR negativa antes de subirse al avión. Y aumentar los controles a turistas, lo que sería «bueno» para impedir la transmisión de la enfermedad.

Por otro lado, ha asegurado que Madrid tiene capacidad para aumentar el número de rastreadores. Y que lo hará si la evolución de la pandemia lo hace necesario. Ha recordado también que la región realiza hasta 30.000 pruebas PCR diarias. Y otras 30.000 serológicas.

Comentarios