Madrid impone la mascarilla obligatoria a partir de este jueves. También limitará las reuniones sociales y estudia la cartilla Covid para los ciudadanos. Ayuso ha anunciado las nuevas medidas este martes.

La Comunidad de Madrid ha anunciado este martes sus nuevas medidas contra el Covid-19. Entre ellas, destaca limitar las reuniones sociales e imponer la mascarilla obligatoria en todos los ámbitos. La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha detallado las nuevas medidas, que entrarán en vigor este jueves 30 de julio.

La más importante, sin duda, es la obligatoriedad de la mascarilla en todos los ámbitos. Algo que ya está implantado en todas las CCAA salvo en Canarias. Además, se limitarán los aforos en terrazas, espacios abiertos e interiores a grupos máximos de 10 personas. También se recomienda hacer lo propio en reuniones privadas en viviendas. Por último, se reabrirán dos pabellones de Ifema y se duplicará el número de rastreadores.

«La estrategia es que no volvamos atrás», ha dicho Ayuso. Las nuevas medidas, ha asegurado, tienen como objetivo evitar otro confinamiento masivo.

Además, las terrazas de hostelería tendrán que cerrar a la 1:30 horas y no podrán recibir clientes desde media hora antes. Éstos y los locales de ocio nocturno contarán además con un registro de visitantes. El objetivo es facilitar un posible rastreo. Y se prohíbe el uso de cachimbas.

Ayuso ha anunciado también que se reabrirán dos pabellones de Ifema para albergar el hospital de pandemias hasta que entre en funcionamiento definitivamente. «Vamos a establecer una estrategia con los gerentes y con los equipos médicos de manera que el Covid no vuelva a todos los hospitales y para que todo el personal sanitario no vuelva a pasar por la misma pesadilla», ha dicho la presidenta.

En segundo lugar, se trabaja en una cartilla Covid-19, similar a la de la vacunación internacional e incorporada a la tarjeta virtual. Se pretende reflejar las pruebas PCR o si la persona ha generado anticuerpos. Se podrá limitar así el movimiento de los infectados y permitirá más libertad a los que no pueden contagiar ni ser contagiados.

Cartilla Covid

Aunque Ayuso no ha dado muchos detalles de la cartilla Covid, es la medida que más ha sorprendido en Madrid. Debería estar lista en septiembre y se ha instado al Gobierno central a imitar esta iniciativa.

La Comunidad cree que será útil para evitar confinamientos. Y para permitir a los que ya han pasado la enfermedad que accedan a cualquier recinto y hagan vida normal.

Los científicos, sin embargo, se muestran contrarios a esta especie de pasaporte Covid. Aseguran que es imposible saber si todo el mundo puede producir anticuerpos suficientes para garantizar protección en el futuro. O cuánto tiempo dura esa inmunidad. También señalan que los test no son fiables al 100% y que la cartilla tiene implicaciones éticas en vigilancia a la población.

Comentarios