Madrid pedirá este miércoles de nuevo el pase a la fase 1 de la desescalada. Pero con medidas adaptadas a su «realidad», como el uso obligatorio de mascarillas.

Publicidad

Mientras Cataluña ha dejado fuera de su solicitud a Sanidad a Barcelona, la Comunidad de Madrid volverá a pedir el pase a la fase 1 para todo su territorio. Será este miércoles por la tarde cuando se presente el informe necesario para ello. Y se hará con la petición de implantar medidas adaptadas a su «realidad».

Entre ellas, el uso obligatorio de mascarillas o establecer un compromiso de distancia social en lugar de reducción de aforos en los establecimientos. «Buscamos que sea lo más cercana a la realidad económica social de nuestra región, siempre y cuando se garanticen una serie de compromisos y de reglas de seguridad y distanciamiento social», ha dicho el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, tras la reunión del Consejo de Gobierno.

El Gobierno regional ha confirmado que en el informe incidirán en el refuerzo de personal en Atención Primaria y en la estrategia para seguir los posibles casos de Covid-19.

Aguado ha insistido en que el Gobierno autonómico «no ha tenido comunicación oficial» de que Sanidad vaya a impedir el pase de fase el próximo lunes 18 a Madrid. Y ha hecho hincapié en que se están cumpliendo los requisitos que exige el Ministerio. «No vería justificación alguna para impedirnos pasar», ha dicho.

El vicepresidente ha asegurado que se están produciendo ya las incorporaciones de personal sanitario necesarias. Y que el coste de las mismas se hará público cuando «se haya completado el proceso». Un momento que ha aprovechado para recordar que a otras comunidades no les hizo ese requerimiento. Aunque tienen un rastreo en situación «más precaria» que el de Madrid.

Presión a Sanidad

A la espera de presentar el informe y de la respuesta definitiva de Sanidad, Aguado ha hecho presión al señalar que retrasar una semana más la fase 1 en Madrid supondría perder medio punto más del PIB. Lo que se traduce en más de 2.000 millones de euros. Algo que ha calificado de «absolutamente inasumible a día de hoy».

Según el Gobierno madrileño, el retraso por no pasar a la fase 1 el pasado 11 de mayo ha supuesto ya la pérdida de medio punto del PIB. Eso supone más de 1.000 millones de euros en industria, inversiones o empleo.

«Esta crisis ya no es solo sanitaria, es económica y social también», ha recalcado Aguado. El vicepresidente ha señalado que las colas de personas pidiendo ayuda a las organizaciones sociales «crecen cada día». Por eso, dice, hay que «combinar» el desconfinamiento gradual «por fases» con la protección individual de los ciudadanos.

Para Aguado, el confinamiento ya «no es la solución». Por eso, han pedido de nuevo el pase y confían en que se produzca.

De aprobar Sanidad su plan, Madrid pasaría a la fase 1 el lunes 18 de mayo. Algo que supondría reabrir las terrazas y los establecimientos sin cita previa. También el movimiento dentro de la provincia y las reuniones con amigos y familiares en grupos de hasta 10 personas. También habrá que ver si el pase se realiza finalmente con las medidas adaptadas a la comunidad.

Publicidad

Comentarios