Madrid ha revelado que recibió casi 10.000 test defectuosos de Sanidad sin validar antes. Se entregaron el pasado domingo 22, según ha confirmado el consejero madrileño de Sanidad.

Publicidad

La Comunidad de Madrid fue la destinataria de los casi 10.000 test defectuosos que Sanidad adquirió en China. El Ministerio los entregó sin validar antes, según ha confirmado el consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en una entrevista en Onda Madrid.

Fue en la Comunidad donde se decidió comprobar la fiabilidad de estos test rápidos. Se compararon pruebas con casos que ya se conocían positivos. Los resultados fueron «un poco sospechosos». También se llevaron a servicios de Urgencias de cuatro hospitales. El resultado comparativo fue pésimo. Solo el 30% de los diagnósticos eran correctos. El resto ofrecía «falsos negativos».

Por tanto, Madrid determinó que esos test no podían usarse «en ningún nivel» por su «baja fiabilidad». Según ha confirmado Escudero, en ningún momento Sanidad validó esos test por su cuenta.

Material insuficiente

Respecto al material de protección, Escudero ha insistido en que el aportado por el Gobierno es «insuficiente». Por eso, la Comunidad de Madrid busca «soluciones». Entre ellas, comprarlos directamente.

El Gobierno regional valora adquirir equipos de protección y respiradores, aunque ahora «no es nada fácil». El único país proveedor es China, que se ha convertido, según Escudero «en un auténtico mercado persa».

También espera que Sanidad aporte de forma inminente cantidades «millonarias» de material de protección. Y ha comentado que hay respiradores entregados en Madrid que no sirven por condiciones técnicas. Además, ha denunciado que «no han recibido ni una» de las mascarillas de alta protección para profesionales. «Estamos desesperanzados», ha dicho.

Publicidad

Comentarios