Ernest Maragall apura las opciones para pactar con Ada Colau y hacerse con la Alcaldía de Barcelona. Su última oferta ha sido plantear repartirse el bastón de mando dos años cada uno.

Publicidad

A un día de constituirse los Ayuntamientos y sin acuerdo para gobernar en Barcelona, Ernest Maragall ha puesto sobre la mesa de Colau un pacto para repartirse la Alcaldía. El candidato de ERC ha planteado este viernes que cada uno ostente el bastón de mando durante dos años cada uno.

Maragall ha pedido a Colau que abandone “toda posibilidad de ser escogida alcaldesa con los votos de Manuel Valls”. Y le ha instado a que se siente con ERC a negociar. Además, ha dicho que es buen momento para poner “el contador a cero”.

La oferta es la misma que han aprobado Ciudadanos y el PSOE en localidades como Ciudad Real y Albacete. Y la misma que el propio Maragall había rechazado hasta ahora, a pesar de que tanto ERC como Barcelona en Comú habían obtenido 10 escaños.

Por su parte, Colau asegura que Maragall no le había propuesto repartirse la Alcaldía. La edil en funciones también ha negado que BComú haya puesto esta oferta sobre la mesa. Maragall ha aprovechado entonces para invitarla a explorar esta opción. “Yo me pregunto a qué viene ahora esa reflexión de Colau en público, por qué ahora”, ha dicho.

El candidato de ERC ha pedido también a Colau que renuncie a ser candidata. Y que ambos pongan “el contador a cero”. Cree también que tienen que discutir un plan de gobierno conjunto y sus planes para la ciudad.

Sin explicar por qué ha decidido cambiar de opinión, Maragall ha dicho que repartirse la Alcaldía es una propuesta que debe hacer Colau. No corresponde “a la lista más votada sino a la fuerza que quiere plantear una mayoría distinta”.

Consulta a las bases

Por su parte, Ada Colau está a la espera de la votación de sus bases. Será la militancia la que decida si prefieren pactar con el PSC, y depender, de paso, de los votos de Manuel Valls, imprescindibles para repetir en la Alcaldía.

O si por el contrario eligen pactar con ERC, constando Maragall como alcalde. Una posibilidad que la propia Colau ha rechazado. La todavía alcaldesa ha asegurado que prefiere un pacto con el PSC y repetir en el cargo. Aunque eso suponga depender del apoyo de un Valls que se ha ofrecido sin pedir nada a cambio. El único objetivo, decía el exprimer ministro francés, es impedir que los independentistas puedan hacerse con el control de Barcelona.

Publicidad

Comentarios