El ministro Grande Marlaska ha anunciado que se harán estrictos controles y habrá mayor vigilancia para evitar la circulación entre provincias en la etapa de desescalada. Se impondrán multas de hasta 1.500 euros a quien se salta esta norma.

Publicidad

La reducción de movilidad seguirá siendo la tónica general durante el plan de desescalada presentado por Pedro Sánchez este pasado martes. Así lo ha asegurado el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, que ha anunciado que habrá estrictos controles y vigilancia para evitar los desplazamientos. Sobre todo, entre provincias.

En especial, será la Dirección General de Tráfico la que velará por controlar la circulación dependiendo de lo que marque en cada momento el plan de transición. Si se aumentará la vigilancia en las zonas limítrofes entre provincias, ya que desplazarse de una a otra está prohibido hasta la fase 3. Se impondrán multas de hasta 1.500 euros para quien se salte la norma.

Junto al ministro Salvador Illa, Marlaska ha explicado en rueda de prensa que el próximo lunes 4 de mayo se inicia la fase 0. Y que será «muy importante» cumplir lo establecido en esa hoja de ruta para poder luchar contra la epidemia.

Para ello, el departamento de Marlaska ha diseñado un plan para que las fuerzas y cuerpos del Estado controlen los movimientos permitidos. Y se reforzará la vigilancia entre provincias, sobre todo en aquellas limítrofes que estén en diferentes fases del plan.

Pese a las 800.000 multas impuestas hasta ahora, «España no es un Estado policial», ha dicho el ministro. Y ha llamado «insolidarios» a aquellos que se han saltado las medidas.

También ha defendido que no hay «fin recaudatorio» en las multas. Por eso, ha rehusado hablar de cifras. Sin embargo, en el vigente estado de alarma, las sanciones por desplazarse a segundas residencias llegaban hasta los 1.500 euros.

«La movilidad y el control interterritorial va a tener un elemento trascendental en términos de garantizar la salud pública», ha dicho.

Dudas sin resolver

Junto a Marlaska, Salvador Illa también ha comparecido en rueda de prensa. El ministro de Sanidad ha eludido, eso sí, responder a las dudas sin resolver que ha suscitado el plan de desescalada. Y ha remitido a próximas comunicaciones.

En los próximos días, el Gobierno irá publicando órdenes que aclararán cada una de las fases. Hasta entonces, no se sabrá cuándo se podrá visitar a los familiares mayores. Tampoco cuándo ir a la playa o las condiciones de apertura de los comercios.

Tampoco ha adelantado qué requisitos habrá que cumplir para salir a partir del 2 de mayo. De momento, Illa ha asegurado que este jueves se publicará la orden con las condiciones. Su ministerio estudiaba establecer horarios para hacer deporte o para pasear. El fin es evitar aglomeraciones en las calles pero aliviar el confinamiento.

Además, ha avanzado que durante el fin de semana se informará de los indicadores que se utilizarán para pasar de fases. Es decir, cuándo una provincia puede avanzar en el plan de desescalada. Se hará, como ya anunció Sánchez, de manera arrítmica. Y es que cada provincia tiene una situación sanitaria diferente en esta crisis del Covid-19.

Publicidad

Comentarios