Fernando Grande-Marlaska ha decidido fulminar a Ana Botella y Félix Azón, secretaria de Estado y director de la Guardia Civil respectivamente, por la gestión en Cataluña.

Publicidad

Nada más recibir de nuevo la cartera de Interior, Grande-Marlaska ha decidido prescindir de dos de sus altos cargos. Por un lado, Ana Botella, secretaria de Estado. Y, por el otro, Félix Azón, director de la Guardia Civil. La culpa la tiene la gestión que ambos han hecho en Cataluña.

También ha decidido destituir a Mar Hedo, su directora de Comunicación, que ha estado todo este tiempo con él y que tenía una amplia experiencia en Interior. De hecho, ya había ejercido como directora de Comunicación de Instituciones Penitenciarias.

La gestión en Cataluña parece haber sido la causa de los ceses, según publica el diario ‘El Mundo’. Los desencuentros con la Guardia Civil han tensado la relación de Marlaska con Azón. Al igual que con Botella. Aunque no era nada nuevo.

Ya desde el principio, el ministros y estos dos altos cargos no tenían química. La evolución de la situación en Cataluña solo ha ido agrandando las diferencias entre ellos. Hasta ser insalvables. Marlaska se mostró especialmente molesto con las palabras del general Garrido contra el independentismo en los actos del día de la Hispanidad. Algo que provocó que varios mandos de los Mossos abandonaran el evento.

La operación contra los CDR terminó por colmar el vaso. Marlaska fue informado del operativo, pero no conocía la importancia que revestía. Cuando lo supo, «abroncó» a la Guardia Civil por su falta de explicaciones.

La destitución de Azón no ha pillado por sorpresa a nadie. Ahora, Marlaska busca a una mujer para que esté al frente del Instituto Armado. Y también para el área judicial.

Sustitutos

De momento se desconoce quiénes serán los sustitutos, aunque candidatos ya hay. Entre ellas, la juez Carmen Rodríguez Medel, instructora del caso máster contra Pablo Casado.

Considerada de tendencia conservadora, es hija y hermana de guardias civiles. Su nombramiento, eso sí, tiene que ser consensuado con el Ministerio de Defensa debido a la doble dependencia orgánica del Instituto Armado.

Publicidad

Comentarios