El ministro Marlaska ‘hará limpieza’ en la cúpula de la Guardia Civil como ‘ofrenda’ a ERC. Quiere fuera a todos los mandos que participaron en operaciones del ‘procés’.

Publicidad

Tras confirmarse las destituciones de Azón y Botella, Grande Marlaska ha acelerado el ritmo y ha querido dar la vuelta a su ministerio. De momento está en la fase de la cúpula de la seguridad, pero también quiere hacer ‘una limpieza’ en el segundo nivel.

Y los ojos rápidamente se han dirigido hacia la Guardia Civil. Marlaska tiene previsto purgar a la cúpula. No quiere mandos que se hayan posicionado públicamente con dureza contra el ‘procés’. Ya sea en declaraciones o con operativos específicos. Una ‘ofrenda’ a ERC, que permitió la investidura de Sánchez.

La primera pieza a la que querían dar jaque mate los independentistas es al general jefe de Cataluña, Pedro Garrido. 

No será la única destitución, como adelanta ‘El Mundo’ este jueves. Marlaska quiere a mandos de la Guardia Civil que sean aceptados por los mandos de los Mossos. Y que estén bien vistos también por la Ertzaintza.

Equipo propio

Marlaska quiere contar con un equipo propio, de su entera confianza. Aunque algunos de los puestos tendrán que ser consensuados con el Ministerio de Defensa. Algo nada fácil, pues la distancia con Robles es cada vez mayor.

Parece que de momento solo está claro que Rafael Pérez, hasta ahora jefe del gabinete de Marlaska será quien ocupe la cartera de secretario de Estado de Seguridad.

Publicidad

Comentarios