El mes de marzo está marcado a fuego por el coronavirus. Y eso se refleja en la vida diaria pero también en el paro, que cosecha su peor dato de la historia. El desempleo sube en más de 300.000 personas y la Seguridad Social pierde más de 830.000 afiliados.

Publicidad

El coronavirus ha dado ya un golpe sin precedentes al mercado laboral español. El mes de marzo se convierte en el peor de la historia tras decretarse el estado de alarma. El desempleo sube en más de 300.000 y la Seguridad Social ha perdido más de 830.000 afiliados.

Apenas han pasado dos semanas desde que comenzaron a notarse las consecuencias del coronavirus. El Ministerio de Seguridad Social ha explicado que los datos de afiliación empezaron a sufrir caídas ya el 12 de marzo. Dos días antes de que se decretara el estado de alarma. Desde entonces, se han perdido un total de 833.979 afiliados. Y se ha cerrado el mes de marzo con 18,4 millones de afiliados.

El paro, por su parte, sube en 302.365 personas. Se trata de la mayor subida de la serie estadística. Supera con creces a los casi 200.000 que perdieron su empleo en enero de 2002. Hasta ahora, el peor mes de la historia.

Con esta cifra, el total de desempleados se sitúa ya en 3.548.312 personas.

Los datos diarios de afiliación a la Seguridad Social muestran con claridad los efectos devastadores de la crisis del coronavirus. España tiene altos índices de temporalidad, pero la situación actual ha cambiado por completo el escenario. Los habituales indicadores, como la afiliación al instituto público, han dejado de tener sentido este mes.

Parón

La subida en el número de desempleados supone un 9,3% más, el mayor repunte histórico.

Este dato de paro no incluye a los trabajadores que se encuentran en suspensión de empleo o en reducción horaria a consecuencia del coronavirus.

El Gobierno ya avisó de que los datos quizá serían demoledores. Y así ha sido. El mercado laboral ha sido, sin duda, uno de los más perjudicados por la crisis. Y seguirá siendo así, probablemente, hasta que se levante el estado de alarma y el parón deje de ser tal.

Publicidad

Comentarios